TAEKWONDO OLÍMPICO

El taekwondo es uno de los deportes de mayor popularidad en el mundo luego de su inclusión en el calendario olímpico e incluso mucho antes ya contaba con una gran cantidad de practicantes distribuidos en innumerables países. Sin embargo la bibliografía existente no satisface las demandas metodológicas de quienes se encargan de regir el proceso de entrenamiento en este deporte, la teoría y metodología del entrenamiento deportivo es muy amplia, sin embargo cada deporte tiene sus peculiaridades, es por esto tan importante conocer las características de cada uno.

Durante los últimos años el taekwondo ha logrado un vertiginoso ascenso en su incursión olímpica, convirtiéndose en una de las disciplinas mas gustadas en los juegos olímpicos, además de representar una de las posibilidades a muchos países de lograr preseas en estos juegos, que tan difícil resulta en especial a las naciones subdesarrolladas. El taekwondo es dominado por Corea sin embargo existen muchos países que a pesar de su poca tradición han logrado resultados relevantes entre los que podríamos mencionar a México dueña del taekwondo en América, Cuba con su segundo lugar en los juegos olímpicos de Sydney Australia, Venezuela con la clasificación de su equipo completo a los pasadas olimpiadas, entre otros no menos destacados. La actual teoría y metodología del entrenamiento deportivo nos exige direccionar el entrenamiento de forma concreta y objetiva, sin caer en esquematismos, ni algún tipo de error en el orden metodológico que retardarían o afectarían el resultado deportivo en el mejor de los casos, pues por otro lado podríamos afectar sustancialmente la salud de los deportistas sometidos a diferentes cargas con una metodología inadecuada. Existen diferentes tendencias en la actual teoría y metodología del entrenamiento deportivo entre las que podemos mencionar la pedagógica, la científica pedagógica y la científica, respaldadas cada una de ella por prestigiosos entendidos en el campo de la teoría y metodología del entrenamiento deportivo, sin embargo todas en un contesto de tiempo determinado han tenido exitosos resultados, sin embargo hemos querido tomar los aspectos positivos de cada una de ella por lo que nuestro material esta respaldado en el orden metodológico por los más avezados investigadores en el campo del deporte así como nuestras experiencias personales y los estudios realizados con nuestros atletas , además de toda la bibliografía existente en nuestro deporte tanto en Internet como en el material escrito. Este trabajo no solo recoge los aspectos metodológicos, sino que permitirá a los nuevos entrenadores e incluso facilitará a aquellos con un poco mas de experiencia profesional la realización de programas de entrenamiento con una mayor eficiencia en el resultado competitivo, e incluye en su contenido una síntesis de la historia y evolución del taekwondo.

El Taekwondo es un deporte acíclico donde las acciones ofensivas y defensivas no exceden los cuatro segundos, la duración total de un combate está en dependencia de la categoría o sexo, se compite en tres asaltos con un minuto intermedio entre cada uno, se utilizan patadas variadas y golpeos con los puños a la zona media, la zona de producción de energía en la acciones fundamentales es potencia anaeróbica alactácida, aunque por la duración del combate y los cambios sustanciales de ritmo se produce energía por la vía aeróbica, por lo que lo enmarcamos en la zona mixta aeróbica anaeróbica con tendencia anaeróbica, se registran pulsaciones por encima de las 180 P/M y niveles de lactato entre 7 y 10 M/MOL/litro y en algunos casos por encima de esta cantidad, en el mismo se ejecutan elementos técnicos con una amplitud elevada lo que requiere de una movilidad acorde con las exigencias de cada elemento, a pesar de ser un deporte con una incidencia energética marcada en la zona mixta el resultado de los competidores no solo depende de un buen estado físico, sino que deberán tener un elevado desarrollo del pensamiento lógico pues se presentan durante la competencia disímiles situaciones imprevistas a las cuales se le dará una solución eficiente si se ha entrenado correctamente esta dirección.

*********

HISTORIA DEL TAEKWONDOEl hombre siempre ha tenido la necesidad de conservar su vida y de protegerse de animales salvajes y de otros adversarios. Debido a esto, desarrolló técnicas de defensa con las manos desnudas y también con armas sencillas. La primera evidencia del uso de artes marciales se pudo ver en la India en el año 2,600 ac. Éstas técnicas de defensa personal fueron pasadas a China por monjes budistas y fueron desarrolladas en un arte hoy en día conocido como Kung Fu. Las artes marciales chinas se esparcieron a Okinawa en los años 14000 y luego a Japón creándose el Karate. Los orígenes de las artes marciales coreanas vienen de la dinastía Koguryo fundada en el 37bc. Murales encontrados en tumbas muestran figuras practicando técnicas de artes marciales. Estas técnicas también se practicaron en la dinastía Silla, la cual se le conoce por el Hwarang Do. Los caballeros de Hwarang eran seleccionados después de varias pruebas y se dedicaban a entrenar sus cuerpos y mentes, aprendiendo lucha coreana, Subak, esgrima y equitación. Los términos Subak y Taekkyon aparecen juntos en la dinastía Silla indicando que ambas técnicas de mano y pie fueron utilizadas en la forma como se le puede ver en el Taekwondo moderno.

Grabados encontrados en tumbas ilustrando guerreros luchando y cazando en épocas antiguas. Las artes marciales se hicieron más populares después de las dinastías Koguryo y Silla expandiéndose a la dinastía Koryo. Subak y Teakkyon se desarrollaron aun más durante este periodo. El Taekkyon se convirtió en un arte efectivo de defensa personal que posibilitaba lesionar e inclusive matar oponentes durante épocas de guerra. En 1552 los japoneses invadieron a Corea y suprimieron todas las artes antiguas. El Taekkyon fue practicado en secreto y pasado de generación a generación por los grandes maestros. Con la derrota de los Japoneses y la liberación de Corea en 1945, los maestros Coreanos trataron de eliminar las influencias Japonesas y discutieron el como regresar al sistema de Taekkyon tradicional. Se comenzó la unificación de los varios estilos del Taekkyon para formar un deporte nacional. A este deporte se le llamo Taekwondo (1955) reflejando lo antiguo y lo moderno, combinando los mejores estilos del pasado con nuevas características.

Estatuas mostrando varias posiciones de Kumgang. El desarrollo del Taekwondo desde 1955 ha sido inmenso y ha alcanzado popularidad universal. En un periodo corto el Taekwondo ha visto los siguientes cambios: • 1972 se funda la Kukkiwon • 1973 se funda la Federación Mundial (WTF) • 1974 el Taekwondo es oficialmente admitido en los juegos Asiaticos • 1975 la Asociación General de Deportes Internacionales (General Association of International Sports) reconoce a la Federación Mundial (WTF) • 1976 se le acepta como “a Conseil International du Sport Militaire sport” (deporte militar a nivel mundial) • 1980 El Comité Olímpico Internacional reconoce a la WTF • 1981 El Taekwondo es aceptado como “World Games sport” • 1983 se le acepta en los Juegos Panamericanos y en los Juegos Africanos. • 1985 se adopta como deporte de demostración en los olímpicos • 1986 El Taekwondo es aceptado en la Federación Internacional de Deportes Universitarios. • 1988 Toma parte en los Juegos olímpicos de Seúl como deporte de demostración. • 1992 Deporte de demostración el los Juegos olímpicos de Barcelona. • 1994 El Taekwondo adquiere “full olympic status” aceptación completa como deporte olímpico para los juegos olímpicos de Sydney – Australia.

Fuente: Arlen Manuel González Núñez./leo-gambluch.idoneos.com

Entrevista con Anastasía Yankova, luchadora rusa de MMA

Pese a su belleza, en lo último que piensa esta luchadora de artes marciales mixtas al pelear es en protegerla: su prioridad es demostrar que lucha tan bien como un hombre. En Entrevista, de RT, Anastasía Yankova, campeona de Rusia de muay thai en el 2011, habla de su amor por la poesía, en contraste con su deporte y su recién firmado contrato con Bellator, de los sentimientos que reflejan sus tatuajes y revela qué le atrae tanto de las armas blancas como para tener una colección de cuchillos.

https://actualidad.rt.com/view/video_frame/207535

(Por cierto te recomendamos también:

UFC: Anastasia Yankova, la sensual peleadora rusa que rechazó a la compañía (FOTOS)

Les ofrecemos la clasificación de cinco ejércitos de África que otrora eran fuertes, pero ahora son los más inútiles del mundo

Les ofrecemos la clasificación de cinco ejércitos de África que otrora eran fuertes, pero ahora son los más inútiles del mundo

Algunos países del mundo disponen de ejércitos solo para fines ceremoniales o de personal oficial de seguridad que, en realidad, no necesitan; por ejemplo, Liechtenstein solo dispone de Policía y consta de 120 agentes. Otros países que podrían incluirse en esta categoría son Islandia, Costa Rica o Andorra. Sin embargo, no están tan indefensos como podría parecer, debido a que potencias militares extranjeras garantizan su seguridad.

Por otro lado, algunos estados sí tienen y necesitan sus propias Fuerzas Armadas, pero se encuentran en una situación que hace pensar que resulta mejor que no las posean, porque están desperdiciando su dinero. El portal ruso Slovo y Delo ha seleccionado cinco ejércitos de ese tipo, todos ellos de países africanos a los que ayudaba la antigua Unión Soviética y que ahora no cuentan ni con el dinero necesario ni con el apoyo que recibían.

5.º: Libia

Reuters

Hasta 2011, año a partir del cual Libia quedó sumido en el caos, este país disponía de un Ejército poderoso, compuesto por el Ejército de Tierra, la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra. También poseía bastante equipamiento bélico, desde sistemas de defensa aérea hasta tanques, vehículos blindados, artillería y submarinos.

La URSS suministró la mayor parte de este material, pero su colapso detuvo ese abastecimiento y los libios no lograron reparar todo su arsenal por la escasez de personal técnico y la falta de mantenimiento adecuado.

En 2011, en Libia estalló una guerra civil y Muammar Gaddafi fue asesinado, mientras que las fuerzas rebeldes disolvieron el viejo Ejército y trataron de crear uno nuevo. Como resultado de esta situación caótica, en el país operan alrededor de 90.000 personas armadas y agrupadas en brigadas.

Parte de esos colectivos son fieles a autoridades reconocidas por la comunidad internacional, mientras que entre quienes luchan contra ellas se encuentran los terroristas del Estado Islámico y otros islamistas radicales.

Así, desde 2012 varias agrupaciones armadas libias se han enfrentado a la milicia de Zintán, la herramienta militar aliada a las fuerzas oficiales del general Khalifa Belgacem Haftar, del Gobierno fruto de las elecciones de junio de 2014 e internacionalmente reconocido.

Es posible que el principal grupo armado sea la milicia Misrata, la principal estructura militar del bloque islamista conocido como Operación Amanecer Libio, que mantiene su sede en Trípoli.

4.º: Zambia

SIPHIWE SIBEKO1Reuters

Si evaluásemos el Ejército de Zambia en el contexto global, se podría afirmar con total seguridad que el ejército de este país africano tiene capacidades militares completamente miserables, pese a disponer de una amplia gama de armas, casi todas de procedencia soviética.

Así, su parque de tanques incluye cinco T-54 soviéticos, 20 carros de combate T-55 y 30 tanques ligeros PT-76, mientras que el país también dispone de un centenar de vehículos de combate blindados, 95 cañones remolcados, 93 morteros y alrededor de 50 instalaciones de lanzamisiles múltiples. Asimismo, cuenta con varios sistemas de defensa aérea —tanto portátiles como fijos—, además de con 150 cañones antiaéreos que compró a Yugoslavia y la URSS hace décadas.

La Fuerza Aérea de Zambia incluye cinco viejos cazas MiG-21 soviéticos y también otros cinco viejos aviones chinos J-6 —una copia de los MiG-19 soviéticos—, además de varias decenas de aviones de transporte y helicópteros.

¿Por qué todo ese potencial no suscita temor a nadie? Por el hecho de que está fuera de servicio desde hace tiempo, debido a que no ha sido mantenido, reparado ni actualizado de manera adecuada.

3.º: Mali

Reuters

Hace tiempo, Mali disponía de un ejército relativamente grande, también gracias al apoyo de la Unión Soviética, cuya ayuda fue tremendamente importante. Como consecuencia de ello, en el país todavía es posible encontrar el equipo bélico y armamento obsoleto, como el tanque T-34 y los cazas MiG-21.

Tas el colapso de la URSS comenzó una rápida degradación de las capacidades defensivas de Mali, que alcanzó su punto culminante en 2012, cuando estalló su guerra civil y lo que quedaba del Ejército maliense no pudo sofocar los disturbios y enfrentamientos armados que tuvieron lugar en el país.

Hoy en día, el Ejército de Malí ha quedado reducido a la nada: solo cuenta con 7.500 uniformados y el orden se mantiene de manera relativa gracias a contingentes militares de Francia y Chad que se encuentran en su territorio. Sin embargo, muchos expertos indican que esa presencia de tropas extranjeras contribuye a aumentar el número de islamistas en el país.

2.º: Mozambique

Reuters

Mozambique es uno de los países más pobres del mundo, pero en los años 70 y 80 era el mayor aliado de la Unión Soviética en África y mantenía una relación similar a la de Malí, Zambia y Libia: la URSS le suministraba armas y consejeros militares, que permitieron al Gobierno de entonces vencer en la larga guerra civil que azotó al país.

Poco después de esa victoria, la Unión Soviética se derrumbó y las entregas de armas cesaron. Como sucedió en otros estados africanos, la falta de dinero y la escasez de personal de mantenimiento y reparación provocaron que ese armamento comenzara a deteriorarse.

Sin embargo, a diferencia de Libia y Malí, en la actualidad Mozambique tiene una situación bastante estable, por lo cual, aunque es incapaz de garantizar su defensa, no corre el riesgo de que lo agreda nadie.

1.º: Somalia

Reuters

El líder en esta clasificación de los peores ejércitos del mundo fue desgarrado y estuvo dividido en zonas de influencia de las potencias europeas durante largo tiempo. Somalia obtuvo la independencia en 1960 —al igual que muchos otros países africanos— y, tras dar ese paso, presentó reivindicaciones territoriales a Kenia, Etiopía y Yibuti.

En los años 70, Somalia recibió una ayuda militar significativa de la Unión Soviética y decidió atacar a Etiopía, que también era un aliado soviético. Moscú tuvo que elegir y se decantó por los etíopes porque consideró que eran más fiables, con lo cual los somalíes sufrieron una derrota rotunda.

Esta circunstancia provocó una crisis política y, en los años 80, en el norte de su territorio estalló una sublevación. Como resultado, en 1991 fue derrocado el presidente de Somalia y el país se sumió en el caos total de una guerra civil, que continúa hasta hoy pese a tener un Gobierno reconocido por la comunidad internacional en Mogadiscio, la capital.

De todas sus Fuerzas Armadas, en Somalia solo ha quedado la Policía: la antigua Fuerza Aérea desapareció por completo, mientras que la Marina está compuesta por una plantilla de 200 marineros y algunas lanchas de patrullaje, que son alquiladas por el Estado.

Fuente: actualidad.rt.com/actualidad

Muere Bud Spencer a los 86 años

El actor italiano, cuyo verdadero nombre era Carlo Pedersoli, participó en tres Juegos Olímpicos antes de triunfar en la pantalla junto a Terence Hill

(El actor italiano Mario Girotti, más conocido como Terence Hill, manifestó estar “conmocionado” tras el deceso de Bud Spencer, su compañero de aventuras cinematográficas a quien calificó también como su “mejor amigo”.
“He perdido a mi mejor amigo, me ha impactado”, dijo Terence Hill en declaraciones publicadas por el Corriere della Sera, luego de enterarse de la muerte de Bud Spencer, quien falleció este lunes a los 86 años.
Terence Hill y Bud Spencer compartieron créditos actorales en infinidad de películas, la primera de las cuales fue “Tú perdonas… yo no” donde personificaron a los vaqueros Cat Stevens y Hutch Bessy, respectivamente, que se veían envueltos en cómicas situaciones.)

Medía casi dos metros, pesaba más de 140 kilos y a la mínima sonreía –lo cual escondía aún más sus ojos achinados- y soltaba un rotundo: “Nunca fui actor”. Y efectivamente, cualquier crítico exquisito asegurará que Carlo Pedersoli nunca tuvo talento para pasear por los caminos interpretativos. Pero daba igual: adonde no llegaba su talento alcanzaba su presencia; y él nunca paseó por el cine, sino que conquistó la pantalla a puñetazos. Pedersoli, para los adolescentes de los setenta y ochenta, era un mito, aunque no por ese nombre sino por su seudónimo interpretativo: Bud Spencer. La tarde del 27 de junio, a las 18.15, Pedersoli ha muerto en Roma a los 86 años, como ha anunciado uno de sus hijos, que ha asegurado que su última palabra ha sido “gracias”, y que ha fallecido serenamente, “sin sufrimiento”. En cambio Spencer ha sido, es y será inmortal.

Sin el personaje de Bud Spencer, Pedersoli ya tuvo de por sí una vida fascinante. Nacido en Nápoles en 1929, su familia emigró en 1947 a Sudamérica, lo que le obligó a abandonar la carrera de Química, que había empezado muy temprano por su facilidad para los estudios. Dos años después volvió a su país, impulsado por su capacidad en la piscina. En 1950 se convirtió en el primer nadador italiano en bajar del minuto en los 100 metros libres (fue siete veces campeón nacional de esa distancia), y logró varias medallas en distintos Juegos del Mediterráneo. En los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y de Melbourne 1956 además de nadar en solitario formó parte del equipo de waterpolo de su país que alcanzó las semifinales en ambos campeonatos, y también compitió en ese deporte en los de Roma de 1960. La leyenda dice que en la piscina conoció a otro nadador, Mario Girotti, con el que muchos años después crearía el dúo Bud Spencer y Terence Hill.

Cuando se retira de la pileta, Pedersoli, de físico hercúleo gracias al cual había participado como extra en Quo Vadis?, trabaja en la construcción de la carretera Panamericana. Incluso vende coches en Caracas a inicios de los sesenta –hablaba seis idiomas, el castellano entre ellos-, antes de que en 1967 les llegue su oportunidad con Dios perdona, yo no. “Me dieron una lista con 20 nombres y 24 horas para escoger uno. Elegí Terence Hill porque sonaba bien”, asegura Girotti, ocho años más joven en su página web oficial. En cuanto a Bud Spencer, el nombre se debe a la cerveza Budweiser, de la que Pedersoli era fan, y a su pasión por Spencer Tracy. “Me casé con María Amato, mi ángel de la guarda, hace 56 años. Fue su padre [Giuseppe Amato, productor de La Dolce Vita o Don Camillo] quien me lo sugirió. Comencé cuando él murió. Necesitaban un grandullón y, aunque al principio no nos pusimos de acuerdo por una cuestión económica, finalmente cedieron y aceptaron porque no encontraron a nadie con mis dimensiones”, contaba en una entrevista a EL PAÍS tras publicar su cuarto libro de memorias.

Y triunfaron. Vaya si triunfaron. Tres años después llega la descomunal Le llamaban Trinidad, de Enzo Barboni, que en 1970 lanza al estrellato a dos vaqueros hermanos que ante las pistolas prefieren los mandobles. “Cuando actúo junto con Bud, es como si algo surgiera entre nosotros y conseguimos ser divertidos”, sostiene Hill. “Terence Hill sí que es actor, porque él estudió, incluso había trabajado antes de conocerme en, por ejemplo, El Gatopardo”, decía por su parte Spencer. “Ese es el motivo por el que nunca hemos discutido, pese a que todas las parejas del cine lo hacen. Él actuaba; yo simplemente curraba. Rodaba tres películas al año tratando de aprender siempre algo de cada una”. Así crean y se especializan en un subgénero de spaghetti western que antepone la comedia, los mamporros y las alubias a la violencia y los tiroteos.

“Yo lo único que siempre quise plasmar en las películas es algo por lo que lucho en la vida real: terminar con la injusticia”

La pareja no para: Seguían llamándole Trinidad, secuela de 1972 de la anterior; Y si no… nos enfadamos, de 1974, con la que se convierten en mecánico y camionero, aficionados a las carreras de coches… Una tras otra, hasta 16, muchas rodadas en Almería. “Yo lo único que siempre quise plasmar en las películas es algo por lo que lucho en la vida real: terminar con la injusticia. Mi violencia siempre fue cómica. Era el brazo ejecutor de todas esas mentes que quieren y no pueden rebelarse contra las barbaridades, contra su jefe en el trabajo, por ejemplo”. Las dos últimas fueron Dos superpolicías en Miami (1985) y Y en Nochebuena… ¡se armó el Belén! (1994). A ambos, en 2010, les concedieron un premio David Di Donatello honorífico en reconocimiento a su trabajo. En el caso de Pedersoli su rostro se vio en más de ochenta películas, la última en la serie I delitti del cuoco (2010), un lustro después de que hiciera una breve incursión en la política de la mano de Silvio Berlusconi.

Guionista de algunos de sus filmes, cantante y productor de documentales antes de que lograra la fama como actor, piloto de avionetas… Algunas de sus últimas películas fueron las españolas Hijos del viento (2000), de José Miguel Juárez, una aventura en tiempos de la Conquista de América, y Al límite (1997), un thriller de Eduardo Campoy, en cuyo rodaje este periodista le intentó explicar a Spencer lo que supuso su cine para los adolescentes españoles de los setenta y ochenta, exploradores de los primeros videoclubs, fans de sus filmes proyectados en sesiones continuas de salas de barrio, pantallas de bibliotecas municipales y sábanas en muchos pueblos. Pedersoli miraba, sus ojos se perdían en su inmenso rostro y se reía. A él siempre le gustaron más los deportes, los aviones, incluso diseñó ropa. “Pero sí, soy Bud Spencer”.

Fuente: elpais.com

El actor nació en Nápoles el 31 de octubre de 1929 en el seno de una familia burguesa. Allí pasó sus primeros años de vida, hasta que se trasladó a Roma y después a Suramérica a causa de la Segunda Guerra Mundial. Vivió su adolescencia en países como Brasil, Venezuela y Argentina, y regresó de nuevo a Italia a principio de la década de los cincuenta. Entonces se convirtió en uno de los deportistas más destacados de su país: fue veinte veces campeón nacional de natación, representó a Italia en los Juegos Olímpicos de Helsinki 52, México 56 y Roma 60, y batió el récord de ser el primer nadador italiano en descender de un minuto en los 100 metros libres.

“En mis recuerdos de niño estás tú. Esos momentos y esas imágenes estarán siempre conmigo”, escribía ayer en Twitter el portero de la Juventus Gianluigi Buffon, pero no refiriéndose al Bud Spencer deportista, sino al actor. Porque, de hecho, el cuerpo escultórico del italiano es lo que le sirvió de carta de presentación inicialmente para entrar en escena. Así logró un papel como soldado imperial en la película Quo Vadis (1951), y Annibale (1959).

Pero el primer éxito de Spencer en la gran pantalla le llegó en 1967 junto a Terence Hill que, a partir de entonces, sería su compañero profesional inseparable. Se complementaban en todo. Uno era rubio, guapo, delgado y holgazán. Otro, Bud Spencer, bonachón, gordo y de golpe fácil. La pareja se convertirían en las estrellas del western cómico, con películas como Dios perdona…¡Yo no! (1967), Los cuatro truhanes (1968) o Le llamaban Trinidad (1970).

“Era un niño grande, una gran persona, muy altruista”, se lamentaba el actor italiano Lino Banfi, tras conocer la desaparición de Carlo Pedersoli. “A menudo hablábamos que teníamos que adelgazar y yo me reía de él porque tenía los ojos un poco desviados y le decía que se tenía que operar”, añadió.

Spencer nunca adelgazó ni se operó la vista, pero sí que hizo muchas películas más que los films del Lejano Oeste. De hecho, su filmografía suma hasta un centenar de cintas, con títulos como El super ‘poli’ (1973), Quien tiene un amigo tiene un tesoro (1981) o Banana Joe (1982).

El actor también hizo sus pinitos con la canción, y en 2005 se presentó a las elecciones regionales con el partido Forza Italia, de Silvio Berlusconi. “Conozco a Berlusconi desde hace tiempo y le quiero desde antes de que hiciera política. Y cuando se quiere a alguien de antes, se le acepta siempre”, justificó entonces Spencer. A buen corazón, no le ganaba nadie.

Fuente: elmundo.es

6 actores que de hecho son Artistas Marciales en la vida real

Hacer el papel de tipo rudo en una película o en la TV no sirve de nada en una pelea real… pero estos seis actores prueban que el hecho de que peleen en pantalla, no quiere decir que sean falsos Artistas Marciales.

Ed O’Neill personificó al icónico Al Bundy de Casados con Hijos, quien probablemente es la persona más alejada de un rudo artista marcial, pero detrás de ese papel se esconde alguien muy atlético.

O’Neill era un prodigio y una promesa del fútbol americano, y asistió a la universidad con una beca deportiva. Incluso firmó por una temporada con los Pittsburgh Steeler como agente libre.

O’Neill se enamoró de las Artes Marciales luego de conocer el mundo del Brazilian Jiu-Jitsu gracias a un amigo. Ed lleva entrenando más de 22 años bajo la tutela del co-fundador del UFC, Rorion Gracie. O’Neill incluso obtuvo el grado de cinturón negro en el 2007 en lo que él llama, “el logro más grande de mi vida después de mis hijos.”

Mickey Rourke tiene 63 años. ¿Sabes qué hace a esa edad? Participa en peleas de Boxeo en Rusia.

Rourke no es un ciudadano promedio, durante décadas ha estado trabajando en sus habilidades de pelea en adición a su carrera como actor. Tiene 30 peleas amateur, y posee un récord invicto en el circuito profesional del Boxeo de 6 victorias y 2 empates.

En el 2014 hizo parte de un combate de exhibición que tuvo lugar en Moscú, allí venció por la vía del TKO a un peleador de 29 años. Rourke no ha peleado desde entonces, pero es un gran fan del UFC y se mantiene en forma entrenando MMA.

Wesley Snipes es una de las figuras más icónicas del cine de acción, y si alguna vez se presentan vampiros verdaderos, entonces él es el hombre al que hay que llamar. Snipes es cinturón negro de quinto grado en karate Shotokan, es cinturón negro en Hapkido, y ha entrenado diversas disciplinas desde la edad de 12.

Incluso durante un tiempo se rumoró que iba a haber una pelea de MMA entre él y Joe Rogan, quien tampoco es un pelele de las Artes Marciales.

Joe Rogan ha pasado varios años como presentador del reality show, Fear Factor, es comediante de stand-up y es comentarista del UFC. Sin embargo, él es más que simplemente un actor.

Rogan es cinturón negro en Taekwondo, y fue campeón de full-contact en Massachusetts durante cuatro años seguidos. Rogan tiene dos cinturones negros de Brazilian jiu-jitsu, uno de manos de Eddie Bravo y otro de Jean Jacques Machado, ambos son íconos en el mundo del BJJ. También tiene un récord de 2-1 en Kickboxing.

Jason Statham es un sujeto que luce intimidante, pero muchos piensan que sólo es así en la pantalla grande. En realidad Statham es capaz de patear traseros al igual que lo hace en sus películas.

Ha estado practicando Artes Marciales desde niño, Karate, Kickboxing e incluso Wing Chun. Hoy en día entrena bajo la mirada de la leyenda de las MMA, Bas Rutten, y practica Brazilian Jiu-Jitsu porque le “trae un poco de paz” a su agitada rutina diaria.

Si eso es ser pacífico, entonces debemos preocuparnos por encontrárnoslo cuando esté molesto!

Ashton Kutcher en realidad nunca ha sido conocido por ser un tipo rudo. Incluso tiende a interpretar papeles de sujetos torpes. Sin embargo, en la vida real, es alguien con quien no quieres pelear!

Con una estatura de 1,89 m, Kutcher es cinturón negro de Brazilian Jiu-Jitsu bajo Ricardo De La Riva (sí, el mismo que inventó la guardia De La Riva). Ahora entrena con otra leyenda del BJJ, Rigan Machado, quien recientemente dijo que apostaría todos los ahorros de su vida a que Ashton Kutcher puede vencer a Conor McGregor en una pelea!

Fuente: mma.uno

Muhammad Ali, el Más Grande

Muhammad Ali, nacido como Cassius Marcellus Clay en 1942, fue probablemente el boxeador más grande de todos los tiempos y, para muchos, el mejor deportista de la historia. Natural de Louisville, Kentucky, el robo de su bicicleta cuando era un niño le cambió la vida. El policía al que realizó la denuncia resultó ser un entrenador de boxeo que inició al joven Cassius en el mundo pugilístico.

Campeón olímpico en sus iniciosCon 18 años y siendo todavía amateur consigue su primer gran éxito al ganar la medalla de oro del peso semipesado en los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Este logro le hace volcarse en el profesionalismo de la mano del mítico entrenador Angelo Dundee. Durante sus primeros años como profesional ganó numerosos combates, casi todos por KO, y forjó su carácter.

Muhammed Alí pronto se volvió famoso por su estilo poco ortodoxo y su constante autopromoción. Solía recitar sus bravuconadas en las que mencionaba en qué round noquearía a su oponente, ya fuera en ruedas de prensa o en programas de televisión. Eran bien conocidas las alabanzas a sí mismo, con frases como “soy el más grande” o “soy joven, hermoso, rápido y nadie me puede vencer”.

El Campeón del Mundo más jovenSu gran progresión en los rings le convertieron rápidamente en aspirante a la corona mundial de los pesados que ostentaba Sonny Liston. Clay ganó el combate y se proclamó por primera vez campeón del mundo en 1964. Al día siguiente se cambió el nombre y se convirtió al Islam. Un año más tarde, Ali concedería la revancha a Liston y le volvería a derrotar con uno de los KO más espectaculares de la historia, el denominado “La Mano Fantasma”.

Su lucha contra el sistemaEn 1967 rechazó incorporarse al ejército estadounidense apelando a su condición de musulmán y a su oposición a la Guerra del Vietnam. Fue arrestado y declarado culpable de evasión del servicio militar, despojado de su título y suspendida su licencia de boxeador. No fue encarcelado, pero no volvió a pelear en casi cuatro años mientras su apelación llegaba al Tribunal Supremo, donde fue finalmente admitida.

Su rivalidad con Frazier y el combate ante ForemanVolvió a los rings en 1971 y mantuvo un duelo mítico con Joe Frazier, el hombre que por entonces ostentaba la corona del imbatido Ali. La llamada ‘Pelea del siglo’ ofreció 3 combates memorables: un gran contraste de estilos, dos excelentes boxeadores invictos, una verdadera enemistad entre ambos, el título mundial en juego y, por si fuera poco, el escenario más famoso del mundo como testigo (el Madison Square Garden de Nueva York). Ali convirtió su vuelta a los rings en una verdadera batalla racial. Frazier retuvo el título en 15 asaltos después de una hora de boxeo memorable y por decisión unánime. Dos años después volverían a verse la caras, nuevamente en el Madison. Frazier había perdido su corona ante George Foreman y Ali por fin pudo derrotarle, lo que le valió el derecho a luchar nuevamente por el título mundial ante el gran George.

Ali y Foreman disputaron en Kinshasa, entonces capital de Zaire, posiblemente el mejor combate de la historia. El encuentro, conocido desde entonces como ‘Rumble in the Jungle’, catapultó de nuevo a Ali a lo más  alto y le devolvió el título mundial. El musulmán sorprendió a todo el mundo al emplear la mejor estrategia vista hasta la fecha: la famosa técnica ‘Rope a dope’, es decir, la de apoyarse en las cuerdas con el objetivo de cansar a su rival dando golpes para, cuando éste se hallaba ya exhausto, contraatacar buscando el KO.

Tras su victoria, Ali decidió darle otra oportunidad a Frazier en el tercer y último combate entre ambos. El denominado ‘Thrilla in Manilla’, fue uno de los combates más devastadores de la historia. Ganó Ali por KO técnico.

Tras el combate, Ali le pidio el numero de teléfono de Joe a uno de sus entrenadores. Quería pedirle perdón por años de humillaciones verbales. Pero Frazier se negó. Durante los años que han pasado desde’ Thrilla In Manila’, ambos se cruzaron  en varias ocasiones y en casi todas ellas, Frazier dejó claro sus sentimientos hacia su ex rival, quien en más de una ocasión se ha mostrado arrepentido por el daño que causaron las palabras dirigidas a Joe.

Una de las consecuencias más evidentes que dan testimonio de la intensidad de los combates que enfrentaron a ambos púgiles se encuentra en el aspecto físico resultante.  Por un lado tenemos a un Ali completamente destruido por el Parkinson que, sin lugar a dudas, tuvo gran parte de su origen en el incesante castigo que su cabeza recibió durante su carrera. Y nadie castigó a Ali de la forma en que Frazier lo hizo.

Y por el otro lado tenemos a un Joe Frazier que, hasta su muerte en 2011, vivió completamente amargado. La imagen de Muhammad Ali permaneció en su cabeza durante décadas, incrementando su odio hacia él y llegando a afirmar que no sentía lástima ni pena por el estado actual de Ali. Añadió que, si de él dependiera, estaría cavando la fosa para enterrar el cuerpo de su histórico oponente. Finalmente Ali, visiblemente emocionado, acudió al funeral de Frazier en Filadelfia.

La retirada

Años más tarde Muhammad Alí perdió el título ante Leo Spinks en Las Vegas y, meses después, consiguió recuperarlo tras derrotar a ese mismo rival en Nueva Orleans. En 1979 anunció su retirada. El hombre que ‘flotaba como una mariposa y picaba como una abeja’ decía adiós dejando un legado de luchador agresivo, de fuerte personalidad y locuacidad temeraria y protagonista de incontables bravatas e insultos a sus rivales. Su marca al final de su carrera fue de 61 combates disputados con 56 victorias (37 por KO) y 5 derrotas.

Fallecimiento

El 3 de junio de 2016 falleció por problemas respiratorios a la edad de 74 años en un hospital en Phoenix.