Archivo de la categoría: Grecorromana

Lucha grecorromana

https://i0.wp.com/bigpicture.ru/wp-content/uploads/2010/09/1716.jpg

La lucha se originó durante los tiempos de la antigua Grecia. Al igual que el pankration, la lucha era también un deporte mayor en los festivales. Esta disciplina era una parte integrante del Pentatlón en la antigua Grecia, un campeonato atlético que también incluía la carrera, el salto y los lanzamientos de jabalina y disco. Los griegos reconocían la lucha como una forma excelente para desarrollar las destrezas físicas y mentales –tal apreciación lo llevó a ser un deporte mayor en los Juegos Olímpicos desde el año 704 aC. Los enfrentamientos de lucha hasta fueron mencionados y descritos en la literatura griega, incluyendo la Odisea de Homero que data del año 800 aC.

La lucha grecorromana moderna se desarrolló en Francia a comienzos del Siglo XIX, cuando fue utilizada por los soldados de Napoleón como parte de su entrenamiento. En su formato moderno, la lucha es más un deporte que un arte marcial. Para no confundirse con la lucha libre, la lucha grecorromana sigue un estilo estricto en el uso de la parte superior del cuerpo, en el cual el competidor puede utilizar solamente este sector y atacar a su oponente por encima de la cintura. El objetivo es el de sujetar a la colchoneta ambos hombros del oponente.

La lucha grecorromana ha sido parte de los Juegos Olímpicos modernos desde el año 1896, pero la lucha –libre y grecorromana- ha visto una declinación durante los últimos años. Muchas escuelas y colegios han sacado este deporte de sus currículas, y además está enfrentando la amenaza de ser bajada de las Olimpíadas, a causa de la racionalización de los juegos.

Movimientos de la lucha grecorromana

La lucha grecorromana tiene un estilo y estrategia extraordinarios, comparada a otras formas de lucha. Su sello distintivo se basa en los lanzamientos espectaculares. La lucha de mano –la habilidad para controlar y manipular las manos y brazos del oponente- así como también el aporreo, o la lucha para ganar ventaja durante la contracción de la parte superior del cuerpo, son movimientos empleados por los luchadores grecorromanos durante un enfrentamiento.

La lucha fue introducida en los antiguos Juegos Olímpicos en el año 704 aC. y la lucha grecorromana en los modernos, en el año 1896.

Lucha Grecorromana

 

La Lucha Grecorromana (GR) es un deporte en el cual cada participante intenta derrotar a su rival sin el uso de golpes. El objetivo consiste en ganar el combate haciendo caer al adversario al suelo y manteniendo sus dos hombros fijos sobre el tapiz o ganando por puntuación mediante la valoración de las técnicas y acciones conseguidas sobre el adversario. Está prohibido el uso activo de las piernas en el ataque, así como atacar las piernas del rival.

 

La Lucha Grecorromana junto a la Lucha Libre Olímpica y a su variante femenina, la Lucha Femenina se les denomina Luchas Olímpicas ya que están presentes en los Juegos Olímpicos.

El reglamento es prácticamente el mismo para las tres modalidades de Luchas Olímpicas, con la salvedad de la utilización de las piernas en Lucha grecorromana.

La lucha es un deporte muy practicado desde la antigüedad. Pero a diferencia de lo que se cree, en casi todas las modalidades, incluida la practicada en la antigua Grecia, se podía hacer uso de las piernas. En 1848, un Francés de nombre de Exbrayat, antiguo soldado de Napoleón, que tenía una barraca de feria, instituye la norma de no realizar presas por debajo de la cintura. Éste será el origen de la Lucha grecorromana (llamada entonces “Lucha Francesa” o “Lucha a manos planas”). El Italiano Basilio Bartoli será el que le ponga el nombre de Grecorromana.

Cuando los Juegos Olímpicos rehicieron su aparición en Atenas en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896, se consideró importante que la Lucha fuera incluida desde un punto de vista histórico de tal forma que se volvió uno de los elementos centrales de los Juegos. La lLucha Grecorromana (GR) se percibía como la verdadera reencarnación de la lucha griega y la lucha romana de la Antigüedad y fue la que estuvo presente en esa primera olimpiada.

Cada combate está dividido en 3 periodos independientes de 2 minutos cada uno, con un descanso entre ellos de 30 segundos.

A diferencia de la modalidad de Libre, en Lucha Grecorromana cada periodo se divide en 3 partes. Una primera parte de un minuto donde los luchadores comienzan de pie, y dos partes de 30 segundos cada una, donde cada luchador comienza en una posición ordenada en suelo. La posición ordenada de grecorromana, además de la posición general de castigo común a todas las modalidades, es la siguiente:

Cuando se acaba el primer minuto, el luchador que va ganando (según los criterios de victoria del combate) tiene derecho a agarrar primero. En caso de empate a cero hay sorteo de una moneda para ganar dicho derecho. Por lo tanto, el luchador que va perdiendo se pone a 4 puntos (2 manos y 2 rodillas en el suelo), y el luchador que agarra lo hace con agarre de cintura al revés (ver imagen). Cuando finalizan los 30 segundos, se cambian las posiciones y el luchador que no había agarrado, lo hace entonces. El luchador que agarra tiene la obligación de marcar algún punto, sino lo hace es penalizado con un punto él. Por lo tanto no existe prórroga.

Existen principalmente dos formas de ganar un combate:

– Por tocado: cuando un luchador mantiene controlado con los dos omoplatos sobre el tapiz a su adversario, el tiempo suficiente para que el cuerpo arbitral lo constate. No importa el marcador.

– Ganando dos de los tres periodos. Si un luchador gana los dos primeros periodos, el tercero no se disputa.

Existen varias formas de ganar un periodo:

– Por superioridad técnica (3 casos): diferencia de 6 puntos, dos técnicas de 3 puntos, o una técnica de 5 puntos. Cuando se ganan los dos periodos por superioridad técnica, se considera que se ha ganado el combate entero por superioridad técnica.

– Por puntos: cuando se termina el tiempo de un periodo. En este caso gana el primero que cumpla por este orden los siguientes requisitos: mayor número de puntos, menor número de amonestaciones, número de técnicas de mayor puntuación (si ha marcado alguna de 3 y en segundo lugar nº de técnicas de 2 puntos), último punto marcado.

Las acciones realizadas por los luchadores pueden ser puntuadas por el cuerpo arbitral con 1, 2, 3 o 5 puntos.

1 punto:

-Derribos en que no ponen al rival de espaldas.

-En acciones de suelo controlar por detrás al luchador rival que no está de espaldas.

-Si el rival huye de una técnica o del tapiz, si tu rival sale de pie de la superficie de combate (pisa la zona de protección).

-Por mantener 5 segundos en “posición de peligro” (de espaldas, sobrepasando los 90º) al rival.

-Al luchador contrario, si un luchador no marca ningún punto en sus 30 segundos de agarre.

-Si el rival realiza una acción ilegal que no impide realizar tu técnica y por lo tanto puntuar.

-Al luchador contrario, si un luchador rehuye o no agarra correctamente en agarre ordenado en greco.

2 puntos:

-Técnica de suelo que pone al rival en “posición de peligro” o de tocado inmediato.

-Cuando el rival sale de la superficie de combate en “posición de peligro”.

-Al luchador contrario, si un luchador rehuye o no se coloca a 4 puntos correctamente en agarre ordenado en greco

-Si el rival realiza una acción ilegal que impide realizar tu técnica.

-Al luchador que bloquea y pone en “posición de peligro” al rival después de haber sufrido él una proyección.

3 puntos:

-Técnica de pie que pone al rival en “posición de peligro”, incluso si lo ha levantado desde una posición de suelo.

-Técnica de pie de “gran amplitud” (que describe un gran arco en el espacio) que no pone al rival en “posición de peligro”, incluso si lo ha levantado desde una posición de suelo.

5 puntos:

-Técnica de pie de “gran amplitud” (que describe un gran arco en el espacio) que pone al rival en “posición de peligro”, incluso si lo ha levantado desde una posición de suelo.

Amonestaciones:

– Técnicas ilegales que no suponen una descalificación directa. Con tres amonestaciones pierdes el combate.

Técnicas ilegales

En la lucha grecorromana está prohibido agarrar al adversario por debajo de las caderas o apretarlo con las piernas, lo mismo que todos los empujones, presiones o levantamientos por contacto de las piernas sobre una parte del cuerpo del adversario, están totalmente prohibidos. En lucha grecorromana, contrariamente a la lucha libre, hay que acompañar al adversario al suelo y de quedar en contacto con él para que la acción sea puntuable.

En general están prohibidas todas las técnicas dolorosas y/o peligrosas. Son ilegales y terminantemente prohibidas, sobre todo, las técnicas o acciones enumeradas a continuación:

– Técnica de garganta.

– Torsión de brazo a más de 90º.

– Técnica de brazo por encima, efectuada sobre el antebrazo.

– Técnica de cabeza y de cuello con las dos manos, así como todas las situaciones y posiciones de estrangulamiento.

– Doble técnica de cuello (Nelson), si no es ejecutada de lado, sin ninguna intervención de las piernas sobre parte alguna del cuerpo del adversario Para cadetes y escolares, así como en la modalidad femenina está totalmente prohibida.

– Llevar el brazo del adversario detrás de su espalda ejerciendo simultáneamente una presión y en una posición que el antebrazo con el brazo forme un ángulo agudo.

– Ejecutar una técnica en contra de la columna vertebral del adversario.

– Hacer la “corbata” en cualquier sentido.

– Solo serán permitidas las técnicas que lleven un brazo y la cabeza al mismo tiempo.

– Además, en las técnicas de pie y por detrás, mientras el adversario está vuelto cabeza abajo (con la cintura al revés), la proyección no debe realizarse más que hacia un lado y de ninguna manera de arriba a abajo (en picado).

– En la ejecución de una técnica, agarrar la cabeza o el cuello del adversario con los dos brazos.

– Levantar al adversario que se halle en puente y tirarlo inmediatamente al tapiz (golpes bruscos en el suelo), es decir, que hay que presionar el puente.

– Hundir el puente empujando en el sentido de la cabeza.