Archivo de la categoría: Aikido

Dos buenos videos que no te puedes perder…

Steven Seagal vence con su aikido a especialistas del sambo rusos

El famoso actor de Hollywood Steven Seagal demostró su sabiduría y habilidad con el aikido en una exhibición en Sarátov, Rusia, luchando contra dos especialistas en sambo, un arte marcial desarrollado en la Unión Soviética.

 Y

La ciencia de la lucha – Academia de Sumo

 ¿Cómo se convierte alguien en un gran campeón de sumo? Primero, se debe aprender a sobrevivir en el mundo del sumo. Este documental muestra que significa esto para los jóvenes que son, literalmente, formados a golpes durante seis meses en la única escuela profesional de sumo del Japón, donde todos los estudiantes son aspirantes a luchadores, y todos los profesores son ex-luchadores. Cuando no están en la escuela, los estudiantes deben adaptarse a la vida en un “establo” de sumo, donde tienen menor jerarquía que el resto. Dolorosas cachetadas y palmadas, agotadores ejercicios y una añoranza crónica por sus padres y hogar son sólo algunos de los desafíos que enfrentan estos adolescentes, provenientes de todas las regiones de Japón, en su lucha por convertirse en Yokozuna o Gran Campeón.

Aikido – Esencia, Frases y Enseñanza – Morihei Hueshiba

aikido

El Aikido es el camino de la energía y la armonía.
Fue desarrollado inicialmente por Morihei Ueshiba (1883-1969), aproximadamente entre los años de 1930 y 1960.1

La característica fundamental del Aikido es la búsqueda de la armonización/ neutralización del contrario en situaciones de conflicto, dando lugar a la derrota del adversario sin dañarlo; propiciando la educación del instinto propio, la auto-reflexión y la evolución del oponente. En lugar de “simplemente” destruirle o humillarle; buscando a su vez el propio crecimiento personal. Formándonos como personas valiosas para la sociedad y promotores de la paz.

O-sensei Morihei Ueshiba desarrolló el Aikido tras estudiar en varias escuelas de artes marciales de combate, con y sin armas; entre ellas están: Hōzōin-ryū Sojutsu (Lanza), Tenjin Shin’ Yo Ryu Jujutsu (lucha) con Tokusaburo Tozawa en 1901, Gozo-Ha Yagyu Shingan Ryu kenjutsu (sable) con Masakatsu Nakai entre 1903 y 1908, Judo con Kiyoichi Takagi en 1911 y Daitō-ryū aiki-jutsu con Sōkaku Takeda desde 1915 hasta 1937, aproximadamente. Ueshiba fue uno de los discípulos más destacados del maestro Sokaku Takeda.

Desde tiempos antiguos,
el valor y el conocimiento han sido los dos pilares del Sendero:
a través de la virtud del entrenamiento,
ilumina tu cuerpo y tu espíritu
Cuando se adelanta un oponente,
enfréntalo y salúdalo;
si intenta retroceder,
déjalo seguir su camino.
Tu espíritu es el verdadero escudo

esencia

frases

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas:
la radiante espada de la pacificación;
el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría;
y la piedra preciosa de la iluminación.
Mantén siempre tu mente luminosa y clara como el cielo amplio,
como el gran océano y el pico más alto, vacía de todo pensamiento.
Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor.
Llénate con el poder de la sabiduría y de la iluminación.
Agradece siempre, incluso las derrotas, las penurias y a las personas malas.
Aprender a moverse con tales obstáculos
es una parte esencial del entrenamiento en el Arte de la Paz.
aikido

Herir a un oponente es herirte a ti mismo.
El Arte de la Paz es controlar la agresión sin producir daños.
Tan pronto como te ocupes del “bien” y el “mal” de tus semejantes,
creas una abertura en tu corazón por la que entra la malicia.
Examinar, competir y criticar a otros
te debilita y te derrota
En el Arte de la Paz no hay contiendas.
El verdadero guerrero es invencible
porque no lucha con nadie.
Vencer significa derrotar la idea de disputa
que albergamos en nuestra mente.

——————————————————
citas

No son necesarios edificios, dinero, poder o prestigio
para practicar el Arte de la Paz.
El cielo está exactamente allí
donde te hallas y ese es el lugar para entrenarse
La vía del budo es hacer del corazón del universo nuestro propio corazón

Para practicar plenamente el arte del Aikido,
debes calmar el espíritu y regresar al origen.
Limpiar el cuerpo y el espíritu
removiendo malicia, egoísmo y deseo.
Sé siempre agradecido por los dones recibidos del Universo,
tu familia, la Madre Naturaleza y tus semejantes los Seres Humanos

Aikido - Esencia, Frases y Enseñanza - Morihei Hueshiba

esencia
Trabaja sobre ti mismo
y con la tarea que te ha sido asignada en el arte de La Paz.
Todos tenemos un espíritu que puede ser refinado,
un cuerpo que puede ser entrenado de cierta manera,
un sendero conveniente para seguir.
Estas aquí con el solo propósito de
darte cuenta de tu divinidad interior y manifestar tu iluminación innata.
Alimenta La Paz en tu propia vida y luego aplica el arte a todo lo que encuentres
Todas las cosas materiales y espirituales,
surgen de una misma fuente y están relacionadas
como si formaran una familia.
El pasado, el presente y el futuro están contenidos en la fuerza de la vida.
El universo emergió y se desarrolló desde una fuente única,
y nosotros evolucionamos a través del proceso óptimo
de unificación y armonización.
El arte de La Paz es la medicina para un mundo enfermo.
En el mundo existen el mal y el desorden
porque la gente ha olvidado que
todas las cosas emanan de una sola fuente.
Regresa a esa fuente y deja atrás todo pensamiento autocentrado,
todo deseo mezquino y toda ira.
Aquellos que son poseídos por la nada poseen todo.

citas

o-sensei

Si no te has unido a la verdadera vacuidad,
nunca comprenderás el arte de la paz.
El arte de La Paz funciona en todas las partes de la tierra,
desde la vastedad del espacio hasta la más pequeña planta
o hasta el más pequeño animal.
La fuerza de la vida lo penetra todo
y su fortaleza es ilimitada.
El arte de la paz nos permite percibir
y recurrir a esa enorme reserva de energía universal.
Ocho fuerzas sostienen la creación:
Movimiento y quietud,
Solidificación y fluidez,
Extensión y contracción,
Unificación y división.

aikido

“Arte y Marcial” Artículo de Antonio Amado 4ºDan de Karate, 2º Kyu de Aikido

https://i0.wp.com/www.plrtitan.com/wp-content/uploads/2012/09/aikido-plr-articles.jpg

Desde el momento en que un arte marcial entra dentro de esa categoría, ha de cumplir dos condiciones: primero que sea marcial,osea que siga sirviendo como método de autodefensa, y segundo, que no se quede ahí, sino que pueda (y deba) ser elevado a la categoría de arte. La dificultad o no de cumplir esas dos condiciones es responsabilidad de sus practicantes, y escorarse hacia uno de los polos no es suficiente para poder llevar el loable distintivo de Arte Marcial. Así se pueden ver deportes marciales, o deportes de contacto, o sistemas de defensa personal por un lado, y también sistemas de práctica psicofísicas como el Yoga, el Pilates, etc. son todas respetables,pero en mi opinión no reúnen las condiciones para denominarse arte marcial. El Aikido puede y debe ser un arte marcial ya que así fue practicado por su fundador.

El Aikido no es una cosa hecha que nos han dejado y que nosotros tenemos que repetir, el Aikido es lo que constantemente estamos haciendo, creando, desarrollando, evolucionando, comprometiéndonos emocionalmente en esa evolución, haciendo de este maravilloso arte nuestro camino,nuestro “do”.

Fuente: escuelakisei.com/ Marcos Peña

Las mujeres y las artes marciales

Debido a varios factores de riesgo y a la inseguridad se ha incrementado en las calles de las ciudades, la defensa personal puede ser la herramienta que contribuya a que evitemos peligros de este tipo.

Pero esta técnica no sólo está diseñada para los hombres, las mujeres y los niños pueden acceder a ella para dominar el físico y estar en forma.

“Las artes marciales son una filosofía para la vida ya que generan bienestar, salud física y mental, además porque son el principio técnico en la defensa y el auto control.

Son importantes porque al tener conocimiento en artes marciales se pueden aplicar los métodos que permitirán que nos defendamos de los peligros y en la vida diaria para no cometer errores, en síntesis son una filosofía de vida”, dicen los maestros internacionales en artes marciales.

Las artes marciales no tienen distinción de género, la pueden practicar hombres, mujeres y niños por igual. “Hay que entender la diferencia entre las artes marciales y los deportes de contacto como el karate, el taekwondo u otros donde se requiere la fuerza.

En las artes marciales es importante la técnica y lo que se busca es fortalecer el cuerpo y la práctica no pone en peligro la integridad física”.

Mujeres a la práctica

El estrés está relacionado con la falta de tranquilidad que presentan las personas por las ocupaciones diarias, las artes marciales también permiten recobrar la relajación del cuerpo y el alma.

“El yoga es una técnica que se utiliza mucho hoy en día, las artes marciales

son un yoga más dinámico porque se va a utilizar la movilidad del cuerpo,

además de algo de fuerza, siempre teniendo en cuenta la respiración y la nutrición”,

A tomar consciencia

Por otra parte, el maestro Borja explicó que la alimentación balanceada y la respiración posibilitan el adecuado funcionamiento del organismo y la buena actitud durante el aprendizaje de las técnicas de defensa personal.

“La respiración es el puente entre la mente y el cuerpo y es el primer paso para obtener la confianza y la seguridad en las destrezas que se van a implementar con las artes marciales”.

Defensa personal

 Las estadísticas no mienten. Las mujeres y los niños son las principales víctimas de agresión.

De esta forma, con la práctica de las artes marciales, las mujeres se fortalecerán y luego aprenderán a utilizar la fuerza del contrario como arma principal de su propia defensa.

“La mujer es sagaz y silenciosa, su fuerza y energía son interiores y al aprender las técnicas las podrán aplicar para defenderse.

Todo depende del procedimiento técnico, la actitud, la disciplina, perder el miedo y entrenar constantemente.

Terapia china

 La herencia de Asía para occidente ha sido la terapia china, que permite el bienestar del cuerpo con terapias como la acupuntura, la quiropraxia, los masajes chinos, que le brindarán al cuerpo el equilibrio que necesita para manejar el estrés y tener el balance en la salud.”Con estas terapias, las mujeres podrán prepararse mejor mentalmente para fortalecer el cuerpo y así las técnicas de defensa personal serán más fáciles de aprender y practicar” Hapkido ’Es la defensa personal que utiliza el maestro Borja en su escuela, la cual es una enseñanza moderna que guarda la tradición ancestral de la cortesía, el respeto, la investigación personal y una buena herencia técnica para la defensa personal.

“Con el ‘hapkido’ se aprenderá a vivir mejor y permitirá combinar la fuerza, la creatividad, el amor espiritual para honrar los principios filosóficos, técnicos y artísticos del arte marcial y así implementar la defensa personal”, concluyó el maestro.

ARTES MARCIALES

Las artes marciales, denominadas también sistemas de lucha, (Hapkido) consisten en prácticas y tradiciones codificadas cuyo objetivo es someter o defenderse mediante la técnica.

Hay varios estilos y escuelas de artes marciales que habitualmente excluyen el empleo de armas de fuego y otro armamento moderno.

Lo que diferencia a las artes marciales de la violencia física (peleas callejeras) es la organización de sus técnicas en un sistema coherente y la codificación de métodos efectivos.

En la actualidad las artes marciales se practican por diferentes razones que incluyen el deporte, la salud, la protección personal, el desarrollo personal, la disciplina mental, la forja del carácter y la autoconfianza.

LISTA

 Principales técnicas para la defensa personal que pueden ser aplicadas por las mujeres:( En hapkido)

1. Puñetazos: golpes que se infligen con el puño cerrado golpeando, generalmente, a otra persona, con la intención de defensa o ataque.

2. Patadas: golpe con el pie, la rodilla o la pierna. Como ataque es usado en combate cuerpo a cuerpo. Las patadas son, por lo general, más lentas que los puñetazos aunque más fuertes que éstos.

3. Agarres: se refiere a coger, atrapar y controlar a un adversario con el objetivo de no dañarlo.

4. Luxaciones: en enfrentamientos se usa para controlar a un contrincante mediante la torsión o aplicando palanca sobre una articulación.

5. Proyecciones: consiste en derribar al oponente normalmente habiéndole agarrado previamente.

En general, consiste en todo acto dirigido a tirar al oponente al suelo.

6. Inmovilizaciones: consiste en agarrar y sujetar al contrario de tal forma que le sea imposible moverse, o al menos hacerlo de forma productiva.

Fuente: elnuevodia.com

Historia y tecnicas del Aikido

 

El Fundador del AIKIDO profesabá un gran amor por el budo, por lo que durante su juventud jamás dejo de visitar o de invitar a cualquier budoka que fuera a su provincia natal y pedir que le instruyera, y peregrinó por diferentes escuelas de artes marciales.

Su primer maestro fue Tokusaburo Tozawa, de la Kyto Ryu Jujutsu.

El siguiente fue Masakatsu Nakai, de la Goto-Ha Yagyu Ryu de Jujutsu, que en esa época vivía en la ciudad de Sakai. El fundador tenía entonces veinte años. Hay vestigios de esta escuela en los movimientos de pies y manos del Aikido.

En 1903 interrumpió sus estudios para incorporase al 61º Regimiento del Ejército Japonés. Al terminar la guerra Ruso-Japonesa regresó de Manchuria y fue destinado a Hamadera, reanudando sus estudios con Nakai. Nakai era descendiente de la familia Yagyu, famosa por su tradición en el arte del sable. Era también un hombre de refinado espíritu guerrero. El fundador obtuvo un certificado de este ryu en julio de 1908.

Más tarde, en mayo de 1916, obtuvo un nuevo certificado, esta vez de Sokaku Takeda, de la Daito Ryu de Jujutsu. Este período de estudio tiene una profunda relación con el nacimiento del Aikido.

Hasta 1924 ó 1925, el Fundador estuvo absorto en el estudio de la lanza. Probaba entonces innumerables variaciones y movimientos corporales que luego fueron básicos en las técnicas de Aikido con bastón y en el IRIMI.

El fundador estudió a fondo el antigui jujutsu, especialmente durante el período de 1910 a 1925, pero si hubiera permanecido en cualquiera de las ryu o tradiciones, el Aikido no habría nacido, porque, si bien el Aikido utiliza elementos de esas viejas tradiciones, es un aspecto dinámico de los modernos conceptos sociales.

El ki en el aikido

El concepto del ki es equivalente al chino chi o qì, el hinduísta prana o el griego pneuma y se traduce generalmente como «energía vital» o por analogías adecuadas a los diferentes contextos encontrados dentro de la practica, como “aliento” o “espíritu”, intención emocional, tensión muscular, dinámica y alineación corporal con la dirección/ ángulo del ataque, etc.

El aikido trabaja con el concepto de ki awasé (来合わせ) o mezcla del ki de nage y de uke, ki awasé es asimismo la denominación de una serie de ejercicios en pareja con el bastón medio o jō, y con el de ki no musubi (気の結び), o conjunción del ki de ambos participantes. Se atribuye al maestro Kōichi Tōhei haber popularizado el uso del término a través de sus libros y conferencias y al maestro Morihiro Saito la práctica de ejercicios con sable para el Ki no Musubi.

El armónico fluir del ki en el cuerpo del aikidoka durante la realización de una técnica y la combinación del ki de ambos participantes se consideran objetivos esenciales de la práctica del aikido. El kiai es una exhalación sonora que es parte del fluir de la energía vital, una intención emocional durante la ejecución de una técnica. El kiai es igualmente usado asiduamente en las artes marciales japonesas del Kendo(Esgrima) y del karate-Do (lucha a manos vacias).

11-bis

Enfoque de la práctica

Aunque las técnicas del aikido pueden usarse como defensa personal ante cualquier posible agresión (el aikido es un arte marcial completo y eficaz, afirmó el maestro Kisshomaru Ueshiba); el fundador, el maestro Morihei Ueshiba no las creó solamente como parte de un método mas de lucha cuerpo a cuerpo. Su intención fue desarrollar un arte marcial capaz de integrar a la persona en todos sus aspectos: físico, mental y energético. Llegado el caso, el practicante buscara defenderse con proporcionalidad (dentro de lo indicado por la ley), con firmeza pero con serenidad, procurando mantener el respeto hacia si mismo, impidiendo que la propia rabia o miedo lleguen a dominarle.

En el aikido no se utiliza la palabra «enemigo»; se le dice oponente, compañero, o simplemente uke (‘el que es dirigido’, ‘el que ataca’, ‘el que se sacrifica’ para desarrollar la técnica), pues mientras se entrena, si la mente ve un contrincante en la persona que realiza el ataque, el sentido competitivo impedirá una respuesta respetuosa hacia él. Por esto en la gran mayoría de estilos de aikido no hay competiciones que enfrenten un aikidoka contra otro.

Nage (de lanzar, proyectar, el que lanza), llamado en algunas escuelas tori (defensor), o sea quien realiza la técnica, busca evitar que, por descuido, rabia o descontrol, se inflija más daño sin sentido al uke. Los practicantes deben ser conscientes de la responsabilidad que adquieren al aprender técnicas de origen marcial, muchas de ellas potencialmente letales para sus compañeros. La persona que entrena aikido asume que desea cultivar sus capacidades para mejorar su calidad de vida, no para maltratar a quien se le ponga por delante.

Siendo de personas inteligentes saber apreciar lo que piensan o sienten los demás, un aikidoka nunca menospreciará a su oponente, pues él/ ella / ellos le da la oportunidad de desarrollar su propio crecimiento personal. Se podría decir que uke es como un espejo, el estado físico y psíquico en el que se deja al compañero al acabar la técnica indicará en que estado estába el nage. Dependiendo del grado de control que se tenga en el cuerpo y sobre las acciones, dependerán los resultados.

Entre aikidokas experimentados siempre surge la duda si la filosofía del aikido es la que crea las técnicas, o es al revés; las técnicas llevan a la filosofía. Las dos razones son ciertas: al principio, cuando se accede al aikido ignorando su espíritu, las técnicas hacen comprender que hay formas más armoniosas de defenderse que simplemente golpeando con saña al agresor. Con el tiempo, sin embargo se descubre que la persona no necesita, ni desea realmente hacer daño a los demás para protegerse, así que es una opción personal comportarse de forma violenta. Se comprende que las técnicas de aikido contienen el espíritu de la Paz, puesto que educa el instinto primario de la agresividad. Al conseguir llegar aquí, el aikidoka se esfuerza porque las técnicas contengan el grado máximo de armonía.

Otro aspecto relevante en la practica de este Arte es el hecho de experimentar los dos papeles, atacante y defensor con el mismo ánimo, desde una perspectiva no solo de aprendizaje técnico, sino también como una experiencia que forma nuestro carácter. El papel de nage, no es mas importante que el de uke, bien al contrario se cree que si no desarrollamos primero la actitud de un uke que ataca de manera sincera, sin dudar; no se podra llegar a ser unos buenos nage. Esto es así debido a la particular forma de las técnicas de aikido, que buscan convencer antes que dominar, lo cual nos obliga a entender que le ocurre a uke cuando le realizamos una técnica.

Enfoque del aprendizaje

A diferencia de la gran mayoría de artes marciales tradicionales o modernas y deportes de combate, que buscan condicionar o mecanizar los diferentes gestos de defensa y ataque, el aikido busca despertar nuestra conciencia reprogramándonos física, mental y emocionalmente hacia un proceso de contínua creación. Por esto el maestro Mitsugi Saotome afirma: “El aikido busca la educación de nuestro instinto agresivo”; entrenando nuestra percepción, desarrollando nuestra decisión, dando lugar a una ejecución / neutralización adecuada. Por esta razón se comienza por las tomas de muñeca, los agarres y retenciones, para dar lugar a los agarres en movimiento, a los ataques tipo te- gatana o de mano sable; luego se dan los ataques armados tradicionales (sable, sable de madera, puñal, porra, lanza corta). Posteriormente se permiten los ataques en solitario con puñetazos, patadas, estrangulaciones así como sus combinaciones. Y finalmente se llega a las respuestas frente a uno o más oponentes. Permitiendo así el acercarse a la “realidad” del conflicto de manera progresiva, segura y gradual. Todas estas etapas del aprendizaje, se realizan dentro del marco/ patrón cíclico de la metodología ‘kaisen’ o de observación – repetición – análisis – retroalimentación / correción – ejecución – repetición, en búsqueda de un mejoramiento contínuo, la cual es usada así mismo, en el marco de la enseñanza de las artes marciales japonesas tradicionales formativas o gendai budo. Como el kendo, el karate do, el kobudo, el kyudo y el judo.

Respecto a la táctica (desplazamientos y ubicación corporal respecto al opuesto(s); ésta es fundamental en el aikido, pues se busca absorber y recanalizar la energía/inercia, mientras que a la vez se evita el/(los) ángulo(s) de ataque del opuesto por: anticipación, encuentro o anclaje, y/o dispersión. Dentro de círculos y espirales de movimiento conjunto.

Las técnicas del aikido se desarrollan teniendo en cuenta los aspectos en común entre sí mismas, de manera simultánea con la táctica; además de aplicar un acondicionamiento físico diferente al estar basado en la relajación, la alineación corporal, los giros, las torsiones y extensiones, además del desarrollo de una tensión dinámica muy específica. Logrando una fusión sincronizada de las trayectorias de ataque y defensa dentro de circuitos horizontales, verticales o diagonales de movimientos en elipse, circulares y/o en espiral. Ésta es la razón fundamental por la cual se califica y critica al aikido como demasiado sofisticado, demasiado suave, algunas veces como complicado, y poco práctico de aprender y aplicar a corto plazo, ya que es necesario el desarrollo de una gran percepción física y emocional, además de mucha práctica constante para aplicarlo efectivamente en situaciones de defensa personal; en comparación a los requerimientos en materia de relajación, sensibilidad y percepción interna de varios de los deportes de contacto. (Los cuales hacen un mayor énfasis en la mecanización y adaptación de los movimientos basándose en el desarrollo de las capacidades físicas como: la fuerza, la velocidad, la resistencia/aguante, y la flexibilidad específica, y los límites respecto al tiempo y golpes permitidos incluidos en su reglamento; algunos ejemplos de estas disciplinas deportivas son: el boxeo, la lucha olímpica, el kickboxing, y las artes marciales mixtas).