El Arte Marcial. Más que un deporte.

Dra. Ursula Oberst
Psicoterapeuta y Profesora de Psicología de la Universidad Ramon Llull

Los efectos beneficiosos de la actividad física, practicada regular y adecuadamente, para la salud son muy documentados; menos conocido es su efecto positivo sobre el estado de ánimo. El deporte tiene una clara repercusión en los estados mentales, con un alto potencial antidepresivo; y su efecto a veces es incluso mayor que la psicoterapia o las pastillas. A muchos de los pacientes que veo en la consulta psicológica les recomiendo que practiquen alguna actividad física, de acuerdo con su edad y estado de salud general (previo reconocimiento médico). Y a algunos les recomiendo el karate do.

Veamos por qué:

Las artes marciales orientales tienen mucho en común con otras actividades físicas: aumento de fitness, adquisición de habilidades, actividades sociales, etc. Pero se distinguen en algo muy importante: muchos deportes occidentales potencian la competición y el afán de ganar, mientras las artes marciales asiáticas tradicionalmente ponen su énfasis en el conocimiento, mejoramiento y control de uno mismo.

El arte marcial combina aspectos deportivos con aspectos psicológicos, filosóficos e incluso espirituales. Según el estilo practicado, el aprendizaje incorpora elementos de filosofía oriental, meditación, disciplina y comportamiento ético. Se supone que el alumno debe trasladar estos aspectos no exclusivamente deportivos a su vida diaria. Existen numerosos tipos y estilos de arte marcial de diversos orígenes (Karate, Judo, Jiu-jitsu, Kung-Fu, Taekwondo, para enumerar los más conocidos aquí), y según el país, el estilo y el profesor, se da más énfasis a uno u otro aspecto. En los países occidentales se practica más como deporte, pero se puede considerar también como un “arte”, y como una actividad claramente “marcial” (preparación para la lucha). Esto último está en oposición a lo que dicen la mayoría de las escuelas: el objetivo del entrenamiento no es enzarzarse en una lucha, sino evitarla. En este sentido siempre se ha insistido en que el “do” es un camino pacífico.

De todas maneras, el arte marcial no simplemente es un tipo de deporte. Esta diferencia con las demás actividades físicas le confiere un potencial único para el que las practica: un beneficio no sólo para la salud, sino especialmente para la salud mental.

EFECTOS PSICOLÓGICOS Y PSICOSOCIALES

Las investigaciones científicas sobre la práctica del arte marcial indican que ésta produce efectos psicosociales diferentes (y mayores) a las producidas por otras actividades físicas. Aunque todos los deportes pueden promover el bienestar psicológico, los procesos y efectos no son los mismos en artes marciales y en otros tipos de actividades físicas. En uno de los estudios científicos se comparó la práctica del karate con la de footing y la de pesas; se encontró que una sola sesión de footing o de pesas ya reducía la tensión y la ansiedad inmediatamente después del ejercicio, algo que no pasó con la sesión del karate. Los efectos positivos del karate se producen a largo plazo, pero son superiores a los de otras actividades en cuanto a estabilidad, diversidad y tipo de beneficio: se ha demostrado que existe una relación inversa entre grado (cinturón) o tiempo de práctica y ansiedad, agresión, hostilidad y neuroticismo, y una correlación positiva entre tiempo de práctica y autoestima, autocontrol, independencia y confianza en uno mismo. Es decir, la práctica del arte marcial reduce los rasgos negativos y aumenta los rasgos positivos de la personalidad. También reduce emociones negativas como la rabia y el sentirse vulnerable a una agresión o ataque. Otros estudios incluso hablan de que la persona se vuelve más relajada y emocionalmente positiva (más empática). Estos efectos positivos no son una consecuencia de la actividad física implicada en el arte marcial, sino de los otros aspectos del entrenamiento. Parece que el sistema de aprendizaje que se usa en el dojo, el entorno y la influencia del sensei es muy importante. En otra investigación se compararon las tendencias agresivas de los alumnos de diferentes escuelas de artes marciales; se encontró que en las escuelas en las que se practicaban estilos “tradicionales” (enseñanza de técnicas junto con meditación, respeto, etc.) la agresividad de los alumnos disminuía y su auto-aceptación aumentaba más que en las escuelas que tenían un enfoque más “moderno” (predominancia de técnicas de lucha y combate). El sensei también juega un rol importantísimo en el aprendizaje: actúa como un modelo de rol y guía mediante su ejemplo. ¡Un instructor agresivo producirá alumnos agresivos!

Está claro que el arte marcial debe ser mucho más que patadas, puñetazos y proyecciones: el efecto positivo sobre el funcionamiento psicológico y psicosocial depende de la forma en la que se enmarcan las técnicas…

Contacte con la Dra. Ursula Oberst:  ursulao@blanquerna.url.es

¿PELEAR O CORRER?

Por Richard Dimitri

En la fase de pre contacto de un asalto o pelea, ¿qué es lo que lleva a una de las dos partes a lanzar el primer puñetazo y puede usted decir cuándo es que su adversario está a punto de lanzar su asalto físico? Tristemente, en muchas artes marciales en estos tiempos, la fase de pre contacto de un encuentro violento, está altamente socavada. Y es ante la posibilidad de violencia cuando el síndrome de pelear o correr se dispara. Las características de un evento en específico pueden llevarlo a pensar que está en peligro y entonces ocurrirán en su cuerpo una gran cantidad de cambios fisiológicos.

Naturalmente, las dos emociones fundamentales durante este estadio son el miedo y la furia. Una predominará sobre la otra de acuerdo a las características del escenario, y su mente comenzará a apurarse para encontrar una solución lo antes posible. Para la mayoría, si usted no está entrenado y no tiene tampoco instinto asesino, lo más probable es que trate de negar la situación, desconecte la mente y deje que el cuerpo actúe solo, dejándolo que se enfrente a la realidad del asalto. Esto es lo que se llama ser una víctima.

Si usted está entrenado adecuadamente para enfrentar la violencia (y no estoy hablando de ser cinta negra o campeón de lucha) entonces será capaz de detectar las señales de peligro. Para casi todos, existen cambios apreciables en la conducta que ocurren antes de que un individuo actúe. Por ejemplo, si su atacante comienza con respiraciones cortas y rápidas, si palidece un poco, si nota que tensa el cuerpo, cambia el tono de voz, se mueve hacia atrás o adelante, todo apunta a que está al “entrar en acción”.

El palidecer no necesariamente significa que tiene miedo; esta idea ha costado que muchas personas pierdan partes de su anatomía. La palidez brusca significa que la sangre abandona la piel para llenar los músculos. Esto casi siempre es seguido de un ataque físico. Un cambio súbito del peso hacia adelante o atrás puede estar indicando un cambio de rango… se está preparando para golpear desde su zona segura.

Existen, por supuesto, excepciones de estas reglas, como en todo. Los individuos emocionalmente perturbados (IEP), criminales violentos, y drogadictos pueden atacar sin ningún aviso o cambio previo de comportamiento. Por esta razón, el determinar qué tipo de atacante usted enfrenta incrementará sus oportunidades de supervivencia.

El instinto humano y las respuestas físicas automáticas de su sistema nervioso siempre predominarán sobre lo que haya entrenado. Millones de años de evolución no pueden ser olvidados por 3, 5, 15 o siquiera 20 años de entrenamiento. Es en ese momento en que ocurre la llamada “interferencia estilística”. El deseo de su mente de realizar lo que ha aprendido en su entrenamiento de artes marciales, entra en contradicción directa con su respuesta refleja natural, sea el síndrome de pelear o correr, sea el mecanismo de retroceder. Y es aquí donde la mayoría pierde la parte física de la pelea.

Por todo esto es imperativo que usted revise cómo se mueve y responde instintivamente a diferentes ataques sorpresivos y aprenda a engranar su estrategia combativa, ya sea de manera defensiva u ofensiva, de manera que el núcleo de su arsenal sea su reflejo primario. Con esto lo convertirá en una habilidad que no lo abandonará.

La fase post física comienza cuando usted se ve fuera de peligro. Empieza entonces la retirada de la adrenalina y comenzará a sentir los efectos de la pelea. Se dará cuenta de algunos dolores y achaques así como la inevitable náusea (a veces ligera, a veces pesada).

En dependencia de la gravedad del resultado (o de la confrontación) algunos sentirán un aplastante nivel de estrés post traumático, con repeticiones de miedo por el evento. Algunos oficiales de policía se han retirado después de enfrentamientos de este tipo, debido a la fase post física. En casos extremos se experimenta sentimiento de culpa, miedo o el desarrollo de algunas fobias que pueden ser muy dañinas.

Además de esto, en la fase de pre contacto, lo que hace que uno lance el primer puño es casi siempre la poca habilidad de la víctima para desactivar la situación; eso y el ego. Si usted está siendo asaltado verbalmente y responde de forma agresiva, está retando y/o amenazando al oponente. La única razón del ataque verbal es encontrar un pretexto para convertir el asalto verbal en uno físico. Si su oponente está guapeando, o aún está en la fase de pre contacto, esto quiere decir que no está aún mental o físicamente preparado para atacar. Él necesita de usted para hacerlo. Aquí es cuando el comportamiento pasivo juega su papel. Este neutraliza la necesidad del oponente de volverse más agresivo. ¿Con qué se combate el fuego? Con agua, no con fuego.

Medite sobre esto… ¿prefiere golpear usted a alguien que está mental y físicamente preparado para un contraataque o a alguien completamente desprevenido? El comportamiento pasivo sube el ego y baja la guardia… si usted no puede desactivar la situación de manera verbal, al menos necesita hacer que su oponente tenga confianza y machacarlo desde una postura natural y no violenta. Esta estrategia también funciona bien ante la amenaza de múltiples atacantes, tomar totalmente por sorpresa al primero reducirá automáticamente la cantidad al ser uno menos. Sin mencionar el efecto de retardo psicológico en el resto (lo cual no siempre es cierto).

Para concluir, mientas más conozca sobre las dinámicas psicológicas de la violencia, mejor aprenderá a manejar una situación. Mantenga su ego bajo control.

Richard Dimitri, Senshido Inc.

(Tomado de la Revista Online Realfighting, número 1)

Li Ching Yuen “El hombre mas longevo que ha existido”

Li Ching Yuen o Li Ching Yun fue un maestro taoísta chino, experto herbolario, curandero, practicante de Chi Kung (Qigong) y de artes marciales, asesor táctico del gobierno chino. Algunas fuentes chinas afirman que vivió hasta la edad de 256 años, supuestamente, el hombre más viejo que haya existido en el mundo (todavía por confirmar), superando con creces al más largo de vida útil confirmada, de 130 años el hombre indio, Habib Miyan.

Li Ching Yuen nació supuestamente en 1677 en la provincia de Szechuan, en el pueblo de Xian Qi Jiang. Según su relato, nació en 1736, por ende vivió 197 años. Sin embargo en 1930, el profesor Wu Chung Chieh de la Universidad de Chengdu halló unos documentos de la china imperial donde registraba que en 1827, el gobierno felicitó Li Ching Yuen por su cumpleaños número 150, todo un record, lo mejor es que al final del registro había otra felicitación por cumplir 200 años en 1877, encontrando registros que nació en 1677. Según la historia Li Ching Yuen, a temprana edad emprendió la búsqueda de la longevidad recolectando hierbas y viajando, su primer siglo lo pasó vendiendo hierbas recogidas por otros.
A la edad de cincuenta años cuando Li Ching fue a las montaña para recoger algunas hierbas se encontró con un viejo ermitaño en las montañas que le enseñó Baguazhang, un conjunto ejercicios de Qigong con instrucciones sobre la respiración, la formación de movimientos coordinados con sonidos específicos y recomendaciones dietéticas. Según Da Liu, discípulo de Li Ching, su longevidad se debía al hecho de que realizaba los ejercicios todos los días con regularidad, correctamente y con sinceridad. En 1749, cuando tenía 71 años de edad, se trasladó a Kai Xian para unirse al ejército chino como maestro de artes marciales y como asesor táctico.

En un artículo publicado en una página del diario The New York Times, se informaba sobre su increíble vida y se citaba la respuesta que tenía Li al secreto de su larga vida:

“Mantén un corazón tranquilo, siéntate como una tortuga, camina rápido como una paloma, y duerme como un perro”.

Sostuvo que la calma interior y la eliminación del pensamiento son las drogas para hacer circular el “Gran Elixir”. Su dieta se basaba en arroz y vino. También consumía gingseng y una planta poco conocida, la Centella Asiática (Hydrocotyl asiática).

Jules Lepine, bioquímico francés, viajó a China y estudió sobre la planta. En ella, encontró un poderoso alcaloide de efectos rejuvenecedores en su semilla.

Según todos los datos que se puede encontrar, parece que Li Ching Yun consumió sobre todo una dieta de plantas silvestres y frutas. Existe evidencia de que comía pescado con frecuencia y de vez en cuando carne de animales silvestres. (Alrededor de dos veces al año). Las hierbas que se consumió regularmente fueron Shou Wu, el ginseng, Centella Asiática, Dang Gui, Cao Gan y Gou Qi Zi (Wolfberries).

“Tank” Abbott regresa en King of the Cage

Tank Abbott

David “Tank” Abbott es una de las figuras imborrables de los eventos iníciales del UFC, el californiano fue retador por el fajín pesado de la promotora y uno de sus peleadores más populares. Tras cuatro años sin competir en una jaula, el veterano de 47 años ha firmado para pelear ente el veterano de 43 años, Ruben Villareal.

Abbott y Villareal se estarán disputando el campeonato de Super Fight, en el evento “King of the Cage: Fighting Legends” el 13 de Abril en el Gold Country Casino de Oroville, California. La función será presentada por el canal MavTV, en los Estados Unidos, confirmó el dueño de la promotora, Terry Trebilcock Jr.

La pelea reciente de Abbott (10-14-0) fue en Febrero del 2009, cuando noqueó a Mike Bourke en 29 segundos. Ese triunfo rompió una racha de cuatro caídas de “Tank”, quien fue superado por Hidehiko Yoshida en PRIDE, Paul Buentello en Strikeforce, Gary Turner en Cage Rage y Kimbo Slice en EliteXC, todas en el primer round.

Abbott peleó en los torneos del UFC, específicamente UFC 6 and UFC 11. Fue noqueado por Vitor Belfort en UFC 13 y compitió con Maurice Smith por el fajín pesado en UFC 15. Anunció su cambio a la lucha libra tras perder con Pedro Rizzo en 1998, fue hasta 2003 que regresó al octágono y cayó tres veces más. En la última década Abbott tiene foja de 2-7.

“Warpath” Villareal (20-25-0) ha perdido ocho de sus diez peleas más recientes, varias en Gladiator Challenge. Entre sus veinte triunfos, 16 han sido antes del límite, incluyendo el nocaut sobre Don Frye en Diciembre del 2011. Entre los victimarios más destacados de Villareal están Dan Severn, Tavis Wiuff, Ricco Rodriguez, Antonio “Bigfoot” Silva, Bas Rutten, Justin McCully, Paul Buentello y Tim Hague.

Fuente: mmasportcenter.net

Diez peliculas emblematicas de las Artes Marciales.

1.- Operación Dragón (1973)


La película que consagró a Bruce Lee como estrella internacional es tan recurrente en las antologías como imprescindible para saber de qué va esto del kung fu. Si te gusta, no te pierdas Furia oriental El furor del dragón (con Chuck Norris de malo malísimo) y Karate a muerte en Bangkok.

2.- Las 36 cámaras de Shaolin (1978)


Quentin Tarantino nunca nos perdonaría si no mencionásemos a Gordon Liu, estrella donde las haya del cine de Hong Kong. Esta película nos cuenta la historia de San Te, el campesino que, según la leyenda, divulgó los secretos de la lucha para proteger a los campesinos.

3.- Kung Fu contra los 7 vampiros de oro (1974)


Cuando Tarantino y los Wachowski eran aún embriones de cinéfilo, el terrorífico estudio Hammer y el emporio hongkonés Shaw Brothers urdieron este crossover chino-transilvano, en el que Van Helsing (Peter Cushing) se enfrenta a espectros imperiales. Aunque no aparezca en los créditos, el maestro del género Chang Cheh dirigió buena parte de sus escenas.

4.- El mono borracho en el ojo del tigre (1978)


Titulándose así, una película sólo puede ser un desastre o una obra maestra. Aquí estamos hablando de lo segundo, dado que este es el filme que convirtió a Jackie Chan en estrella indiscutible de las artes marciales a fuerza de combates alcoholizados. 

5.- Zu: los guerreros de la montaña mágica (1983)


El equipo formado por el actor Jet Li y el director Sammo Hung nos demuestra que el cine de kung fu y el género fantástico son inseparables. Esta película es toda una lección de Wuxia, la faceta más delirante y sobrenatural de las aventuras orientales.

6.- Matrix (1999)


“¡Blasfemia!”, gritarán algunos al ver al filme de los hermanos Wachowski en esta lista. Pero admitámoslo: si Keanu Reeves no hubiese soltado aquello de “¡Ya sé kung fu!”, o si Laurence Fishburne no nos hubiese enseñado a provocar a nuestro adversario sin perder la compostura, esta lista no existiría. 

8.- Tigre y dragón (2000)


Colmada de Oscar, la película de Ang Lee reveló a Occidente dos hechos incontestables. El primero, que Chow Yun Fat y Michelle Yeoh son dos presencias magnéticas en pantalla. El segundo, que ignorar un filme porque en él hay monos, grullas, mantis y dragones (no, pandas no) es de mentecatos.

9.- Shaolin Soccer (2001)


Comedia con goles y acrobacias. El maestro Stephen Chow (protagonista y director) quiere divulgar un mensaje de paz al mundo.

10.- La casa de las dagas voladoras (2004)



Volvemos a los terrenos imperiales y poéticos del wuxia con un filme elegante como pocos. Aunque la carrera de Zhang Yimou dentro del género de artes marciales no convenza a todo el mundo, este título te pondrá el corazón a mil con sus escenas de lucha… Para luego emocionarte hasta las lágrimas con su sensibilidad y su tragedia.

Fuente: Cinemania

HISTORIA DEL TAEKWONDO

Etimológicamente la palabra Tae Kwon-Do significa:
Tae = Patada, Kwon = Puño, Do = Camino.

Después de la ocupación coreana por Japón, el Sistema Educativo Japonés se impuso en las escuelas coreanas y se enseñaron formas deportivas como de Judo y Kendo.

En 1909, Japón prohibió la práctica de las artes marciales en Corea, donde existían dos formas de lucha muy populares, el Sirum, lucha tradicional coreana similar a la lucha Canaria, con la que en tiempos recientes se han realizado algunos enfrentamientos amistosos, y al Tae Kyon que fue totalmente prohibido durante la ocupación por lo que el antiguo Subak y el más antiguo Tae Kyon, que es practicado en secreto por un grupo muy reducido de simpatizantes.

Choi, que seria el primer presidente de la Asociación Coreana de Taekwondo estudia caligrafía con Han Il Dong en 1930, y éste le introduce en el conocimiento del Tae Kyon.

Otro estudiante de las artes prohibidas fue Hwang Kee, el futuro fundador del Tang Soo Do. Kee conoce el Tae Kyon y el Soo Bak. En 1936 a la edad de 22 años efectúa un viaje a el Norte de China donde estudia el método de la escuela T’ang, y trabaja hasta 1945 en la combinación de ambos estilos.

Hong Hi Choi, es enviado a Kyoto en 1937 para fomentar su educación, en donde conoce al señor Kim, un maestro coreano del que aprende Karate Shotocan durante dos años, hasta que obtiene su primer Dan, luego se dirigió a la Universidad de Tokio donde conseguirá el segundo Dan.

En 1943 Japón levanta la prohibición y el Kung fu, Judo y el Karate gozan de gran popularidad entre los coreanos. Ello, hace que se desarrolle mucho el conocimiento del Karate, sobre todo el Shotokan, ya que muchos coreanos estuvieron residiendo en Japón sobre todo los de clase alta, que podían recibir una educación más selecta.

Lo anterior produjo que cuando Corea recobra su independencia, las artes marciales japonesas eran muy populares mientras que las coreanas sólo eran conocidas por una minoría, y estimadas como de inferior categoría.

Después de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y tras la liberación del país por los aliados, los maestros coreanos se apresuraron en querer resucitar sus antiguas técnicas de combate, (con su realce en las técnicas de pie).

Los principales promotores del Taekyun fueron los maestros ya fallecidos, Kim Hong Sik y Song Dok Ki, del que se conservan documentos filmados, y traspasaron sus conocimientos a su discípulo Shin Han Song.

Según Kim Hong Sik durante la Dinastía Yi se formaron las tres principales escuelas de Taekyon en Seúl, llamadas Song Bak Taekyon (Estilo de las afueras de Seúl), Chongro Taekyon (Barrio de Seúl), Kurigae Taekyon (Hoy el barrio de Euljiro).

Estas partían con la gran influencia que en mayor medida habían tenido las técnicas lineales del Karate Japonés sobre las circulares del Kung Fu chino que predominaban en los estilos originales. Lo anterior marcó una nueva etapa en la evolución y desarrollo de las artes marciales en Corea.

Estos maestros dan nombres particulares a cada una de las escuelas que emergieron en esos momentos en Corea del Sur, como Bang Soo Do, Kong Soo Do, (Mano Vacía) Kwon Bop, Tae Soo Do (la forma de pie y la mano) y Tang Soo Do (Escuela de la Mano de T’ang), también hay otras como “Tae-kyon”,”Tang- su”,”kong-Su”,”kwon-Pop, “Soo-Bak Do”, etcétera.

Varias escuelas abren rápidamente en Seúl. La primera en abrir es la escuela Chung Do Kwang (Chong Hace Kwan ” el Gimnasio de la Ola Azul”). Esta escuela que fue fundado por Won Kook Lee en 1945, evolucionó al Tang Soo Do. Su fundador Won Kook Lee, estudió el Karate Shotokan.

Sus formas son prácticamente iguales a las de éste estilo, con posturas más amplias, pero finalizada la guerra, Gong diseñó un nuevo estilo, para los militares basado en el antiguo arte coreano Tae Kyun.

La escuela Moo Duk Kwan se fundó ese mismo año por Hwang Kee, quien enseño un arte llamado Tang Soo Do (Escuela de la Mano China). La tercera escuela fue Yun Muge Kwan, fundada por Yon Kue Pyang.

El 1 de septiembre de 1946, se crea el estilo de Taekyon, Chang Moo Kwan, fundado por Byung In Yoon, quien estableció su escuela en el instituto de agricultura de Seúl.

El Maestro Byung fue criado en Manchuria en donde había sido instruido en el “Chuan Fa”. Luego fue enviado a la Universidad de Tokio, en donde conoció al fundador del Karate Shudokan, el maestro Kaken Toyama, el cual le otorgó el 4º Dan.

El Maestro desaparece en la Guerra de Corea y tras finalizar ésta, Nan Suk Lee se le nombra en 1953 como presidente.

La Asociación Coreana de Judo se formó en 1945 y en 1946, se comienza a enseñar Tae Kyon (como algunos denominaban a las los nuevos estilos de Karate Coreano) a las tropas en Kwang Ju.

En 1947, Hong Hi Choi es teniente del Ejercito Coreano y al año siguiente llega a ser instructor de artes marciales de la escuela estadounidense de policía militar de Seúl y en 1949, el coronel Choi visita la Escuela General de Kansas, donde da una demostración del Karate Coreano. (Tae Kyon).

Con el comienzo de la guerra entre las dos Coreas en 1950, las artes marciales coreanas atraen la atención, en 1952 el Presidente Syngman Rhee presenció una demostración de maestros coreanos, y se decidió que el Tae Kyon comenzara a ser enseñado a todas las fuerzas militares.

Después de la guerra aparecieron tres escuelas más. En 1953-54 Gae Byang Yung, fundó la Ji Do Kwan. Posteriormente Byung Chik Ro, funda la escuela Song Moo Kwan y Hong Hi Choi, la Oh Do Kwan (Gimnasio de mi método) con la ayuda de Tae Hi Nam.

El primer paso para la unificación de las distintas escuelas de las artes marciales coreanas, se dio el 11 de abril de 1955. La mayoría de los estilos se asociaron para crear un único nombre que identificara a todas aquellas escuelas que eran conocidas en Occidente como Karate Coreano.

El primer nombre que se eligió para éstas fue el de Tae Soo Do, (El Arte de la Mano China), aunque se cambió en 1957 por el de Taekwon-Do, nombre más parecido al antiguo Tae Kyon.

Pero el término de Karate aunque de origen japonés, estaba muy generalizado y era más familiar para los occidentales, incluso para muchos coreanos, el Taekwondo se le seguiría conociendo como un estilo más de Karate.

En 1959, Choi, hace una gira por los países del lejano Oriente con diecinueve cintos negros. Ese mismo año Choi presenta el primer trabajo autorizado sobre el Taekwondo.

Hasta 1960, el Taekwondo era muy parecido al Karate Shotokan, con muy poca influencia del Tae Kyon. Este hecho hizo que cuando el Taekwondo se introdujo en occidente, se notara poca distinción con las otras escuelas de Karate, de hecho en muchos países, lo recogieron dentro de sus federaciones o asociaciones de Karate, y fuera conocido popularmente como Karate Coreano.

El 14 de septiembre de 1961, se funda la asociación Coreana de Taekwondo (KTA) eligiéndose a Hong Hi Choi como Presidente, pero la asociación Jhi Do Kwan decide separarse de ésta línea, igualmente el Chung Do Kwan. El mayor gimnasio de Corea, también permaneció separado con su Asociación Soo Bahk Do, un gran rival para la KTA.

El gobierno coreano toma partido en ésta disputa, cuando en 1962 reconoce a todos los cintos negros certificados por la KTA. Ello, ocasiona que muchos artistas marciales de las otras asociaciones se integren en la KTA.

El Taekwondo tras el apoyo del gobierno coreano, comienza su rápida expansión Mundial de la mano de la KTA. En 1962, se envía desde el Oh Do Kwan a Tae Hi Nam y tres instructores más a Vietnam del Sur, para instruir a las tropas vietnamitas durante un año.

En 1962-63 El Taekwondo entra en Tailandia, Malasia y Hong Kong. En 1963, Choi realiza una gira por Estados Unidos y en 1964 Chong Lee, Introduce el Taekwondo a Canadá.

En 1965, Choi hace una gira para introducir el Taekwondo en Alemania del Oeste, Italia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Malasia Y Singapur y en 1966, Park Jong Soo introduce el Taekwondo en los Países Bajos.

Las asociaciones de Tang Soo Do, cambiaron al nuevo T.K.D. menos una, MOO DUK KWAN (de Hwang Ki), él cual siguió con el nombre de Tang Soo Do, y lo registró como asociación oficial.

Paralelamente se desarrolla otro movimiento: El “Tang-Su-Do- karate”.

En 1966, a causa de una desafortunada demostración del Taekwondo en Corea del Norte, Chois pierde el apoyo del Gobierno de Corea del Sur, y se encuentra obligado a renunciar a la Presidencia de la KTA.

Choi con la intención de mantener el control sobre Taekwondo fuera de Corea, fundaría en poco tiempo, la Federación Internacional de Taekwondo (ITF). Este hecho no sería bien visto por el Gobierno Coreano, por lo que Choi abandonaría Corea y se establecería con su ITF en Canadá, con la intención de retomar la influencia que había tenido en los maestros coreanos de todo el Mundo, pero la gran mayoría se mantuvo fiel a la KTA, organización que representaba Oficialmente al Taekwondo y a la cual el Gobierno Coreano había dado su respaldo y homologación, permitiéndole convertirse en la mayor y más importante Asociación de Taekwondo en Corea.

Fuente: Federacion Mexicana de Taekwondo.

Evento de artes marciales mixta en Cd. Juarez. Chihuahua.

Ciudad Juárez,Chihuahua.- Para el próximo sábado 23 de marzo en el gimnasio municipal Josué Neri Santos se llevará a cabo el evento “FMP 15” de artes marciales mixtas, organizado por la empresa Mexican Fighters Promotions.


El evento está programado a iniciar a las 20:00 horas con la realización de 10 peleas en jaulas, cien por ciento estilo UFC (Ultimate Fighting Cyhampionship).

Artes marciales mixtas, son un deporte de combate de pleno contacto que incorpora golpes y técnicas de una gran variedad de otras disciplinas de combate.

En la actualidad, el negocio de las artes marciales mixtas ha sido llevado por compañías como Ultimate Fighting Championship y la extinta PRIDE Fighting Championships, así como por empresas menores.

Entre los peleadores juarenses que practican esta disciplina se encuentran José Cardoza, Jair “Pantera” Rodríguez, Noé “El Sexi” de la Cruz, Ricardo Morales, Jorge Ortiz y Samuel Barraza.

Jorge Ortiz ha peleado en ligas grandes de Estados Unidos, Jair fue campeón de la empresa de la FMP de la capital del estado, Noé de la Cruz lleva cuatro peleas profesionales, Ricardo cuenta con 11 peleas, de las cuales ha perdido 4, mientras que Samuel Barraza mantiene su condición de invicto en sus 3 combates.

Fuente: El Mexicano