Archivo de la categoría: Lucha Libre

HISTORIA DE LA LUCHA LIBRE MEXICANA

Resultado de imagen para lucha libre mexicana

Se le conoce como lucha libre mexicana a la versión de la lucha libre profesional que se practica en México, caracterizada por su estilo de llaveo a ras de lona y aéreo.

Se evoca el término “mexicana” por las particularidades en la técnica luchística, acrobacias, reglas y folklore propio del país que le da una característica de autenticidad con respecto a lucha de los demás países. De ella surgen personajes míticos de la cultura popular, como El Santo, Blue Demon o Mil Máscaras.

Resultado de imagen para carteles lucha libre mexicana

La lucha libre mexicana es una mezcla de deporte y secuencias teatrales que en México es el deporte-espectáculo más popular, sólo por debajo del fútbol. La lucha libre mexicana está caracterizada por sus estilos de sumisiones rápìdas y acrobacias elevadas, así como peligrosos saltos fuera del ring; gran parte de estos movimientos han sido adoptados fuera de México. Muchos de sus luchadores son enmascarados, es decir, utilizan una máscara para ocultar su identidad verdadera y crear una imagen que les dé una personalidad especial. Los luchadores pueden poner en juego su máscara al enfrentar un combate contra otro luchador enmascarado (máscara contra máscara) o bien con uno no enmascarado (máscara contra cabellera), pero al perderla no la pueden volver a portar nunca jamás en su carrera deportiva, aunque se han suscitado casos de luchadores que vuelven a enmascararse.

Imagen relacionada

Cabe señalar que en el resto del mundo, fuera de Iberoamérica (sobre todo en los Estados Unidos y en Japón), al estilo de la lucha libre mexicana se le conoce por su nombre en castellano, lucha libre (sin importar el idioma). En México también se le conoce como pancracio, (que es el término utilizado en la Grecia clásica para denominar esta actividad) así como también el arte del catch.

En México las principales empresas son,

  • Consejo Mundial de Lucha Libre CMLL
  • Asistencia Asesoría y Administración AAA
  • International Wrestling Revolution Group IWRG
  • Alianza Universal de Lucha Libre AULL

Historia general

Resultado de imagen para lucha libre mexicana

Inicios

Su historia se remonta al año 1863, se dice que fue introducida a México durante la intervención francesa. En 1910 el italiano Giovanni Relesevitch ingresa a México con su empresa, la cual es una compañía teatral. Al mismo tiempo, Antonio Fournier trae el Teatro Colón, a cuyas filas pertenecen tal vez los primeros luchadores, Conde Koma (Cuyo verdadero nombre era Mitsuyo Maeda, quien es considerado el precursor del Jiu-jitsu brasileño y en todo caso de los modernos espectáculos de Artes marciales mixtas) y Nabutaka. El enfrentamiento entre las dos empresas causa revuelo entre la población, generándole un jugoso negocio a ambas. En 1921 Constand le Marin arriba a México con su empresa, presentando a León Navarro, que había sido campeón de peso medio en Europa, junto con el rumano Sond y otros más; dos años después volvió a México, trayendo al japonés Kawamula quien, junto con Hércules Sampson, actuó en el Frontón Nacional. En septiembre de 1933 Salvador Luttherot González funda la Empresa Mexicana de Lucha Libre (hoy conocida como Consejo Mundial de Lucha Libre), razón por la cual es considerado el “padre de la lucha libre”. Esta empresa sigue hoy en funcionamiento, y se le considera la de mayor categoría en México y la mejor del mundo.

Resultado de imagen para lucha libre mexicana

El espectáculo de la lucha libre

Cuando se lleva a cabo un evento de lucha libre se pone en movimiento todo un aparato publicitario, destinado a agotar las localidades del lugar donde se lleve a cabo. La lucha libre en México tiene muchos seguidores.

Hoy en día están de moda los tours a la lucha libre mexicana, ya que dan mayor comodidad al asistente, pues incluyen la transportación segura a la Arena México y a la Arena Coliseo (los dos principales escenarios de este deporte), así como los mejores asientos disponibles para el evento. En la década de 1950 aparecieron en México quienes hoy día se consideran las leyendas de la lucha libre profesional: El Santo, Blue Demon, Mil Máscaras, El Cavernario Galindo, el Rayo de Jalisco y Huracán Ramírez, entre muchos otros. Algunos luchadores aprovecharon la enorme popularidad que les brindaba la lucha libre para dar el salto a la industria cinematográfica nacional, tales como Wolf Ruvinskis. Durante esta época (también conocida como “la Época de Oro de la Lucha Libre”) los combates eran básicamente a ras de lona, sin tanta espectacularidad, pero con mucha técnica.

El Toreo de Cuatro Caminos, “La Cueva de Los Independientes”

Si bien en estos años la sola aparición de cualquiera de estos luchadores provocaba un lleno total de la arena, en la década de 1980 ocurrió la gran desbandada de luchadores de la entonces absoluta empresa EMLL, para abrir paso a la época que se cree la mejor de la lucha libre, en cuanto a calidad existían buenos exponentes de la técnica o de la rudeza, tales como “El Perro Aguayo”, “Tinieblas”, “Blackman”, “Lobo Rubio”, “Mocho Cota” y muchos más. Cabe hacer mención de que en esta década llegaron a México luchadores japoneses, quienes influyeron, con su estilo y acrobacias, en muchos de los luchadores mexicanos. Es en esta época cuando hacen su aparición “Kung-Fu”, “Kato Kung-Lee” y “Blackman”, quienes incorporaron a su estilo luchístico las artes marciales japonesas y chinas, logrando más espectacularidad en sus lances, corriendo sobre las cuerdas o saltando con más espectacularidad desde los postes del cuadrilátero.

Las empresas promotoras comenzaron a buscar la manera de realizar cambios para atraer más fanáticos. Para fines de los 80, muchas de ellas habían cerrado y sus luchadores se retiraron por falta de trabajo. Para atraer más público a los eventos, a principios de la década de 1990 se optó por llevar espectáculos de luz y sonido. Es en estos años cuando hicieron su arribo al pancracio luchadores influenciados por aquellos de los 80 en su espectacularidad y lances, como “Octagón”, “Máscara Sagrada”, “Cibernético” y muchos más. También empezaron a realizarse más combates femeninos y de “miniestrellas”.

En 1992 AAA introdujo nuevas actividades en los eventos de lucha libre, imitando en gran parte al la lucha show de los Estados Unidos (sobre todo por parte de la empresa WWE), combates tipo “Rey de Reyes”, “El Último Sobreviviente”, “Batalla Campal”, o bien combates dentro de jaulas. Existe entre los aficionados una división de opiniones sobre este tipo de combates espectaculares. Algunos piensan que ayudan a promover este deporte, por sus espectacularidades y diferentes matices del combate, mientras que otros piensan que sólo son una falta de respeto para la lucha tradicional.

Resultado de imagen para lucha libre mexicana cine

La herencia

Cuando un luchador ha alcanzado el éxito es común que su descendencia quiera seguir con la tradición luchística que deja su padre/madre. Cuando un hijo sanguíneo del luchador se quiere dedicar a la lucha libre y adoptar el nombre del personaje del padre toma el mote de “hijo de”, por ejemplo “El Hijo del Santo”, “Hijo de Lizmark”, “Hijo del Perro Aguayo”. También hay luchadores que, aunque no son hijos de otros, toman el mote de otros, añadiendo la palabra “Jr.”; por ejemplo, “Rey Mysterio Jr.” es sobrino del “Rey Mysterio”, mientras que “¨Hijo de Rey Misterio” es su hijo cosanguíneo.

Un caso en particular es “Dr. Wagner, Jr.”, cuyo padre no le dió el mote de “Hijo de” porque el primer hijo que debutó en la lucha libre fue “Silver King”. Otro claro ejemplo, es el legendario luchador Dos Caras, quien le otorgó a su hijo Alberto Rodríguez (ahora Alberto del Río), el nombre de ring de Dos Caras, Jr., éste luchó con máscara durante su carrera en México.

La lucha libre en el cine

Resultado de imagen para lucha libre mexicana cine

Algunos luchadores han tratado de capitalizar su fama en el ring para trabajar también en el celuloide. Siendo este afan el origen de un género fílmico denominado Lucha Film.

Las primeras figuras que lo hicieron fueron “El Santo” y “Blue Demon”, principalmente El Santo, quien actuó en muchas películas, todas ellas con su nombre en el título: “El Santo…”:

“El Santo VS las momias de Guanajuato” es una de las más famosas. Más recientemente, luchadores como “Octagón” y “Atlantis” hicieron el intento.

Amazing Mask es una serie dirigida por Dani Moreno que rinde homenaje a la lucha libre mexicana y al cine fantástico.

AAA Sin Límite en el Tiempo es una película animada que rinde homenaje a Abismo Negro.

Fuente: luchalibremexicana-mascaras.blogspot.mx

Luto en la lucha libre: Falleció el Hijo del Perro Aguayo

Hijo del Perro Aguayo

Hoy el mundo de la lucha libre despertó con una noticia tan impactante como triste. El Hijo del Perro Aguayo falleció.

Fue durante la función celebrada en el Auditorio “Fausto Gutiérrez Moreno”, de Tijuana, Baja California, en la lucha estelar de la empresa The Crash, que enfrentaba a Rey Mysterio y Extreme Tiger versus Hijo del Perro Aguayo y Manik.

El Perro recibió unas patadas voladoras de Rey Mysterio, pero al caer a la soga intermedia, su cuello impactó en ella, lo cual le causó un traumatismo cervical, es decir, una fuerte lesión en la columna vertebral, lo cual es común en la lucha, pero en este caso llegó a un grado mayor. Mysterio le aplicó posteriormente el 619, pero esto no influyó en el daño que ya tenía el cuello de Aguayo. Hay que recordar que las cuerdas de los rings son de metal forradas con plástico (usualmente manguera). Sólo en WWE y en algunas empresas pequeñas usan cuerda trenzada de nylon recubierta con cinta de aislar.

Aguayo quedó tendido sobre las cuerdas, pero tanto rivales como compañeros se dieron cuenta del problema. Incluso Rey Mysterio se acercó a él para cerciorarse de que estuviera bien.

Fue una difícil semana para la lucha libre mexicana, la cual termina con esta noticia devastadora.

La muerte fue confirmada por varios luchadores, como el Hijo del Santo, L. A. Park, Damian 666 y X-Fly, algunos presentes en el Hospital del Prado en Tijuana donde fue atendido, posteriormente, la empresa AAA dio la noticia

Descanse en paz el Hijo del Perro Aguayo.

Fuente: superluchas.com

 

Llegan los Megabots: ¿La evolución de WWE y UFC?

Megabot concept art

A partir del siglo XIX, los deportes profesionales dejaron de ser simplemente una competencia para convertirse en espectáculos, y por lo tanto, en grandes negocios. Desde entonces, los saltos evolutivos de cada disciplina deportiva han tenido que ver no con mejorar la competitividad, sino en mejorar el espectáculo, y en consecuencia, el negocio.

La ficción se ha encargado de hacer una crítica a estos avances, en los que los espectáculos deportivos se degradan de manera paralela a la sociedad, con el beneplácito de los gobernantes. Panem et circenses, pues.

Como ejemplos en películas, tenemos a una futurística lucha en patines en Rollerball (1975); a las carreras en Death Race 2000 (1975); a la cacería competitiva en The Most Dangerous Game (1932), que se volvió casi un subgénero con otros representantes como The 10th Victim (1965), Le Prix Du Danger (1983) y The Running Man (1987), que combinadas con Battle Royale (2000) llegaron —con el concepto de PPV por internet—a The Condemned (2007), con Stone Cold Steve Austin, precediendo a The Hunger “Les juro que es idea original” Games.

También están los deportes de combate en Arena (1989), que con todo y extraterrestres no tuvieron tanto éxito como otro subgénero que ha seguido teniendo seguidores: el de peleas entre robots. La pionera fue Robot Jox (1989), película inspirada en los mangas y series de animación japonesas de la categoría Mecha, como Mazinger Z, Grandizer o Kōtetsu Jīgu.

Robot Jox se realizó con menor presupuesto del esperado y no resultó ser lo que sus creadores esperaban, pero despertó el interés sobre las competencias de lucha entre robots, así que se produjeron filmes similares como Crash And Burn (1990).

La competencia entre robots en las películas llegó a su mejor representación en Real Steel (2011), con Hugh Jackman, aunque nada supera al noveno episodio de la decimoquinta temporada de Los Simpson: “I, Doh-bot”, donde Homero se disfraza de robot (“Jefe Knock-a Homero“) para competir en la liga de peleas de robot llamada Robot Rumble.

The Simpsons Episode no.322 / FABF04 / transmitido el 11 de enero de 2004

El episodio de Los Simpson está basado no sólo en el fenómeno de las competencias entre robots, sino en dos series reales que para entonces ya existían: La británica Robot Wars y la estadounidense BattleBots. En la primera, de hecho, llegaron a aparecer Mick Foley y Joanie “Chyna” Laurer.

Battlebots (c. 2001)

Por supuesto que ambas series están lejos de cumplir las exigencias de la imaginación, pues los robots son realmente vehículos a control remoto equipados con distintas armas. El concepto se mejoró un poco con la Robot Combat League, presentada por Chris Jericho, pero prometía mucho más de lo que era, terminando por ser cancelada tras una temporada.

Chris Jericho - Robot Combat League

Lo que los fans realmente han esperado por años es ver robots piloteados. Y eso parece estar próximo a cumplirse.

Andrew Stroup, un ingeniero aerospacial del Departamento de la Defensa de EUA; Gui Cavalcanti, un ingeniero mecánico; y Matt Oehrlein, un ingeniero en Teoría de Control y experto hacker, son los creadores del concepto MegaBots. Su idea es no sólo construir estos colosos de metal, sino organizar una liga para enfrentarlos en combates televisados.

¿Hasta dónde llega su idea? Stroub dijo en entrevista con Businees Insider:

¿Es la evolución de WWE, UFC y NASCAR? ¿Robots peleadores gigantes? Eso creemos”.

Los tres ingenieros crecieron con una gran pasión no sólo por la robótica, sino también por los videojuegos. Para construir sus primeros prototipos, tuvieron la ayuda de un inversionista anónimo, y pronto lanzarán una campaña en Kickstarter para recaudar fondos y cumplir su sueño.

 De conseguir el financiamiento necesario a través de Kickstarter, sería construida toda una flota de robots de más de seis metros de altura. El siguiente paso es copiar el modelo de WWE, organizando eventos a lo largo de los Estados Unidos, los cuales serían grabados para televisión y/o transmitidos a través de PPV.

A diferencia de Robot Wars, Battlebots y RCL, donde los competidores manejan a sus robots a control remoto, en MegaBots, los colosos serán piloteados desde adentro, lo cual conferirá a la competencia la sensación de peligro que sería la clave para el éxito.

Los robots estarán equipados con cañones en sus brazos, los cuales dispararán balas y misiles especiales, realizados en impresoras 3D y rellenos de pintura. La velocidad a la que serán disparadas las balas causará daño real en los robots.

Matt Oehrlein, Gui Cavalcanti y Andrew Stroup, cofundadores de de MegaBots, Inc. / Photo by Melia Robinson/Business Insider

La campaña de Kickstarter se lanzará este mismo mes. De recaudarse el dinero que esperan, será una indicación para los ejecutivos de las cadenas televisivas sobre el interés que esta idea puede generar. Como en toda campaña de Kickstarter, cada cantidad donada merecerá una recompensa.

¿Son las peleas entre robots gigantes la siguiente evolución del espectáculo deportivo? ¿Estamos en el umbral del futuro distópico tantas veces retratado en la ficción?

Fuente:ernesto ocampo/Superluchas.net

EL FIN DE LA EPOCA DE LAS MÁSCARAS (Lucha Libre)

https://i0.wp.com/spa.fotolog.com/photo/26/8/57/tonygarabato/1205353602_f.jpg

Ya nada detendrá su inminente caída
Su época de gloria está en decadencia
Los monstruos sagrados se van.

Un análisis sociocultural de las máscaras en la historia de la lucha libre
Por: Dante Damián Rodríguez, Mexicali BC, columnista del Diario la Crónica de BC.

(Transcrito para LAS LEYENDAS DEL RING el 13 de octubre del 2003 por: Blackray.)
Apareció por vez primera en 1933 en Norteamérica, un luchador con un raro tipo de antifaz, que respondía al nombre de Jim Atts el 7 de noviembre de ese año. Masked Marvel surgió un mes después en el Madison Square Garden de Nueva York, capucha con una calavera pintada en el frente. En todo el mundo ellos fueron los primeros luchadores con un complemento de la vestimenta que se propagó entre la comunidad de gladiadores, de manera socorrida y acentuada.

En nuestro país, contrario a lo que se sabe de la historia por decir “oficial”, no fue Gordon “el Ciclón” Mackay (quien se ocultó bajo el nombre de “la Maravilla Enmascarada”) el primer encapuchado en tierras mexicanas, pero sí el primero con categoría. Luis Núñez con el mote de “El Enmascarado” tiene ese capítulo a su favor. Este mismo hombre no le dio el valor que se supone hasta hoy tiene la máscara, puesto que después siguió luchando con su propio nombre.

Jorge Lambros utilizó el mismo nombre de “la Maravilla Enmascarada”, pero en él no prosperó el personaje. Jesús Velásquez, el “Murciélago Enmascarado” si fue el primer mexicano en utilizar una máscara y aterrorizar en las arenas con sus quirópteros dando realce y credibilidad a su personaje, tal vez de ese tiempo, el primer ángulo o “gimmick” bien esgrimido.

Ese mismo luchador fue el trágico verdugo de Merced Gómez, quien perdió un ojo a causa de una salvaje patada a “la filomena”, y el mismo que escribió argumentos para las películas del Santo. A él se le atribuye también el primer combate máscara contra cabellera sostenido con Octavio Gaona, y éste último se quedó con la fúnebre capucha negra. En 1955 al Murciélago le fue retirada su licencia de luchador profesional de por vida.

Pero adelantándonos en el tiempo, ya la máscara causaba furor con el misterio de sus luchadores, sus lances y estilos encontrados. A ellos se les atribuían fuerzas y poderes especiales, una ola de misterios y rumores que enmarcaban las personalidades de cada uno. La magia comenzaba a tejerse. Son cientos o miles quizás los que han portado una máscara sobre el rostro, pero pocos, muy pocos se convirtieron en monstruos de leyenda.

https://artesmarcialesgt.files.wordpress.com/2014/10/af174-bluedemon-y-johncena.jpg

LAS MASCARAS MAS PRECIADAS DE LA HISTORIA

Entre estas ya sabe usted cual es la máxima. El Santo logró ser el ícono inamovible de relacionar la lucha libre a la máscara o viceversa. Pero entre ellas, hubo muchos que consiguieron por sus propios meritos hacer de ese complemento del vestuario, una prenda de valor incalculable, una joya deportiva del guerrero del ring. Asimismo, los medios de comunicación masiva le dieron esta atmósfera a cada personaje y se escribieron sobre ellos verdaderas historias fantásticas. Tal vez el hacedor mas importante de personajes enmascarados fue Valente Pérez, quien era director de la revista lucha libre y de su creativa imaginación surgieron a la luz infinidad de luchadores a quienes los idealizaba en ciertas características, los seleccionaba en un casting, les hacia la promoción a través de su revista y el día de su debut era prácticamente un hitazo con el público.

Estos son los nombres de tal vez, los luchadores enmascarados más conocidos de la historia, sin importar el orden cronológico de su aparición:

https://lasluchitas.files.wordpress.com/2010/12/funcion0073.jpg?w=474

El Santo, Mil Máscaras, El Solitario, el Gladiador, los Espanto, Black Shadow, Blue Demon, el Ángel Blanco, los Gemelos Diablo, Huracán Ramírez, Dr. Wagner, Gallo Tapado, Dos Caras, Rayo de Jalisco, Dr. Karonte, Psicodélico,Villanos, Kung Fu, Tinieblas, Hermanos Muerte, Karis la Momia, Frankestein, Golden Terror, Halcón Negro, Fishman, The Red Mistery, Demonio Rojo, Bobby Lee, el Marquez, el Matemático, Fantomas, Médico Asesino, Torbellino Blanco, Neutrón, Dr. X, Dr. O’borman, Scorpio, Canek, Cien Caras, La Pantera Blanca, El Rebelde, Aníbal, Estrella Blanca, Águila Solitaria, Ultramán, Espectros, Dick Angelo, La Sombra Vengadora, Fantasma de la Quebrada, Septiembre Negro, Fuerza Guerrera, Sr. Tormenta, Sangre Fría, Chicano Power, Carta Brava, Bestia Magnífica, El Audaz, As Charro, Black Gordman, Sunny Ward Cloud, Faraón, Mazambulá, Octagón, Ángel Azteca, Máscara Sagrada, Kato Kung Lee, Solar, Metálicos, Súper Astro, el Supremo, Súper Muñeco, Súper Ratón, Fray Tormenta, el Enfermero, El Halcón, Gran Markus, Mano Negra, el Talismán, Lizmark, Atlantis, Rey Misterio, Blue Panther, entre otros que por alguna razón se me escapan de la mente.

Estos mencionados terminaron algunos jugándose las máscaras entre ellos o contra otros, contra cabelleras, el retiro, la muerte o el olvido los hizo desaparecer. Otros sobreviven al tiempo y la edad como Mil Máscaras y Tinieblas con más de 30 años de portar con orgullo y dignidad la incógnita. Sin embargo, la máscara siempre jugó un papel importante. Actualmente, las prendas que cubren la cara han perdido ese valor deportivo por múltiples circunstancias.

Los tribunales incluso han tenido que deliberar sobre la posesión legal del personaje y sus distintivos como los sonados casos desde el Huracán Ramírez, la Sombra Vengadora, Santo, Máscara Sagrada, Viper’s, Psicosis, La Parka, entre otros. ¿Qué quiere decir esto? Que en realidad la máscara ya no es el motivo de la magia o de la controversia, es como lo fue en su inicio, solo un complemento del vestuario, pues los monstruos que dieron esa magia, ese poder a la careta, queramos o no, unos cayeron vencidos, otros nunca brillaron después de un tiempo y otros, se están muriendo ya.

Pero perder o conservar la máscara no es garantía del interés de un nuevo público, de una nueva generación de aficionados a la lucha comercial sobre todo televisada hasta en PPV. Se trata de un complejo mecanismo de actitudes y preparación escénica del personaje. Ese es el verdadero teatro de la lucha libre y no la acción de golpes falsos en una mala interpretación de un combate real. Pese a que se ha perdido el interés por las luchas de apuestas de máscaras y cabelleras, aún se hacen esfuerzos por mantener cautivo al público con una fórmula gastada que ya dio lo que tenia que dar: el misterio del rostro encubierto.

https://artesmarcialesgt.files.wordpress.com/2014/10/7fbdd-leo-cultura-01.jpg

LAS NUEVAS MÁSCARAS

Desde la década de los 60’s, los luchadores experimentaron otro tipo de atuendos e imágenes, subiendo al ring con hermosas mujeres, o lacayos extraños que azuzaban al aficionado en sus actuaciones. En EU, los maquillajes hicieron su aparición con éxito debido a la influencia cinematográfica de este país, pues el luchador empezó a tener el ángulo de “divo”, representándose a si mismo en su deporte cuando luchaba. Las caras pintadas de color, sustituyeron a las sedas y telas metálicas de los mexicanos y japoneses. La actitud, el papel representado es hasta la fecha, una mejor máscara y hasta mejor aceptada en cuestiones de impacto comercial.

En los 80’s esta moda empezó a tener sus primeros representantes en México, aunque estaban muy lejos de tener ese impacto del gimmick norteamericano. Ahora ya es común que si un luchador pierde la máscara, tiene como recurso inmediato maquillarse. Otros han utilizado ambas opciones al mismo tiempo de manera favorable. Pero esas prendas de las que hablamos no sustituirán nunca ni el talento ni mucho menos la subyugante personalidad que sólo pocos, muy pocos poseen.

LOS DESENMASCARADOS Y REENMASCARADOS.

Muchos luchadores al perder la máscara optaron por seguir así el resto de su carrera, no así otros que al pasar un tiempo reglamentario de 3 años, pueden enmascararse de nuevo con otro personaje. Uno de estos es sin duda un ejemplo trágico-cómico del desgaste de la máscara. Andrés Solano, mejor conocido como Ray Richards, orizabeño de nacimiento, se enmascaró no menos de 5 ocasiones y siguió luchando por ahí con su propio nombre si no es que ya se hizo de otra capucha y alias. Algunos al no encontrar impacto con su personaje, cambiaron una y otra vez de nombre hasta que uno les dio un sello propio y en algunos casos el estrellato sin despojarse de la mascara y sin ser conocidos públicamente. El mismo Santo sabemos todos, que utilizó al menos cuatro si no es que mas nombres antes de ser el “Santo, enmascarado de plata”. Inició sin máscara, y si alguien hubiera tenido mala leche entonces con él, lo hubiera descubierto tiempo después que consiguiera la fama y la fortuna, pero se día nunca llegó porque nadie se esperaba que ese joven se convirtiera en leyenda, vaya, ni el mismo.

El caso mas extraño en lo que entiendo de deporte, asuntos legales, fenómenos socio culturales y demás, veo al pequeño y volátil Rey Misterio Jr. nuevamente con el uniforme que le conocimos al principio de su carrera, pese a que su identidad es ya conocida. Oscar Gutiérrez Rubio, de 27 años, gracias a su talento se convirtió en el luchador México- americano con más proyección en los EU y en el mundo. Por negligencia de Lex Luger, entonces programador de la WCW y un contrato firmado de exclusividad, la tapa de los colibríes cayó sin ninguna gracia.

Luego de varias lesiones y con el éxito de la mano, el hijo pródigo de Tijuana consiguió la entrada a la empresa mas importante del mundo, la WWE. Como condición del convenio, se le pidió que utilizara de nuevo su antiguo uniforme con algunas variantes. ¿Porque razón fue esto?, muy sencillo: el público americano así lo conoció y la máscara para la afición sajona es como la de los superhéroes de los cómic’s, que se puede quitar y poner y que solo ellos como espectadores estarán en complicidad con la identidad del que porta la capucha sin denunciarlo.

El luchador conocido como Hurricane en WWE tiene esta característica mas que obvia, inspirado en el personaje de DC Green Lantern. Esa es la magia de estas prendas ahora. Uno que pudo ser de ese modo era Tinieblas, sin embargo, la estatura deportiva y el concepto es posible que cayeran del gusto clásico de la lucha mexicana por el atraso de criterio nacional respecto a estos temas.

Lo que queda por decir de las mascaras, ya sobra, pues sabemos que las pocas que quedan con verdadero valor no caerán nunca mas que cuando sea la muerte quien desate los cordones y otras se quedaran en manos de alguien equivocado para gusto de la afición. Lo interesante de esto es ver si renace el valor de esta prenda mágica, impregnada de misterio y poder sobrenatural, una joya deportiva.

 

EL SANTO Y NOSOTROS. Dra. Wakiv y el Vampiro Güero

Hay hombres que luchan un día y son buenos,
hay hombres que luchan un año y son mejores,
hay hombres que luchan muchos años y son muy buenos,
pero hay quienes luchan todos los domingos, ésos son los chidos.
¡Santo, el Enmascarado de Plata!1

_DSC4580

Hablar en esta época de Santo, El Enmascarado de Plata podría ser considerado ocioso. Lo sería si lo hiciéramos mediante algún artificio barato que vuelve a la memoria incompleta, tan persistente entre nosotros los mexicanos, y recordáramos sólo al hombre-luchador, al deportista enfundado en aquellas mallas tan representativas de un supuesto simple espectáculo. Pero como casi todo en México −aunque a veces lo ignoremos–, Santo está compuesto de todas las maneras posibles en que los habitantes de este país nos soñamos a nosotros mismos y a nuestros mundos, y es precisamente por eso que no podemos pensarlo en los límites del show, pues El Santo fue, y es, un fenómeno cultural que nos abraza aun en la vida cotidiana (y lo seguirá haciendo).

_DSC4416

La también heroica ciudad y sus relatos

La historia de nuestro héroe está íntimamente ligada a la de la ciudad. A principios de los años 30, la Ciudad de México presenció la llegada masiva de los múltiples y más diversos migrantes rurales, los cuales fueron instalándose en los barrios más populares del centro histórico. Este evento coincidía con el auge nacionalista que tenía sus más intensas expresiones en el muralismo y en el cine de rancheros que exaltaba las imágenes del charro y el indígena como símbolos de lo típicamente mexicano.

Con el paso del tiempo, concretamente en las décadas de los años 1940 y 1950, el discurso folklorista se fue abandonando debido a la modernización del país. Los capitalinos debieron comprar la idea de los beneficios del progreso y la urbanización, y con ello los nuevos valores y creencias del momento. Esto también se vio reflejado en la industria cinematográfica, la cual desvió su atención hacia un cine más urbano y realista que tenía como intereses el acontecer nocturno, los submundos del Distrito Federal y la vida cotidiana y atormentada de sus habitantes. En este periodo de posguerra, los Estados Unidos eran claramente la cultura dominante y su influencia permeó todos los sectores de las sociedades latinoamericanas; México no fue la excepción. En este contexto, lo común era imitar el american way of life y las expectativas del mexicano rondaban siempre en ese sentido. Hubo incluso una fuerte invasión de superhéroes norteamericanos que alimentaban la imaginación mexicana desde un punto de vista muy particular, con marcados tintes ideológicos.

En contraste con este ambiente de modernización, en las vecindades de la ciudad donde se ubicaban gran parte de aquellos migrantes rurales, las tradiciones mexicanas libraban una gran batalla por mantenerse vivas en el imaginario colectivo y la práctica diaria. La lucha libre fue uno de los escenarios privilegiados para este enfrentamiento y la figura de El Santo, la personificación perfecta de este conflicto.

_DSC4574

¿Por qué nosotros y la Virgencita?

Los mexicanos del siglo XX somos herederos directos de una fuerte tradición prehispánica cimentada en una cosmovisión en la que los opuestos se enfrentan de manera constante y cíclica: luz-oscuridad, vida-muerte, femenino-masculino. El equilibrio del cosmos sólo se mantenía mediante la oposición de dichas fuerzas y los ritos que garantizaban la estabilidad y continuidad del universo. Estas prácticas quedaron plasmadas en los libros indígenas y las crónicas europeas a manera de mitos que la población conocía y ha seguido reproduciendo a través de la tradición oral. Los relatos de hazañas de los ancestros, quienes se batían en memorables batallas y conquistas, acompañados en ocasiones de sus dioses y seres fantásticos, mitificaron a diversos personajes de la historia prehispánica. La importancia de esta herencia cultural rica en mitos y dioses, fue fundamental para la consolidación de la religión católica en el México colonial. De esta manera la yuxtaposición de las más relevantes imágenes religiosas veneradas de forma importante entre la población indígena dio origen al surgimiento de fervores que se mantienen hasta el presente, como es el caso de la Virgen de Guadalupe.

Hemos llegado aquí a un punto vital que sostiene el mito de El Enmascarado de Plata: la Virgen del Tepeyac es la protectora de nuestro héroe, él se encomienda a ella lleno de fe antes de marchar al combate y le agradece salir con bien de sus batallas. Indudablemente, éste fue un punto de convergencia con el pueblo mexicano, pieza clave para identificarse con él y otorgarle al superhéroe cualidades casi divinas. El Santo se convierte así en un guerrero del Señor, un ángel justiciero, la pesadilla de los enemigos del bien.

_DSC4438

Vamos a vernos entonces

Esta cercanía con el pueblo mexicano fue posible y se vio constantemente reforzada con el surgimiento de la historieta en 1952, donde José G. Cruz, su creador, enfatiza la fe guadalupana de El Enmascarado2. Fue tal el éxito del cómic que en la época de mayor auge, se publicaban 3 episodios por semana, cada uno con un tiraje de 550,000 ejemplares.

Ante tal impacto cultural y, por qué no decirlo, también mediático, El Santo fue trasladado a la pantalla grande por primera vez en 1958, lo que consolidaría el camino para 30 años de un género tan fascinante como el cine de luchadores. En sus primeras películas, el Enmascarado de Plata aparecía como luchador rudo, pero en congruencia con el carácter bondadoso y ejemplar que se derivaba de su estrecha relación con la Virgen de Guadalupe3 y demás símbolos religiosos, fue convertido en técnico bajo el pretexto de dar un buen ejemplo al público infantil. Durante lo que podemos llamar la época inicial del cine de El Santo, éste se presenta como un firme defensor de los valores morales de la sociedad mexicana: “la devoción por la Virgen, el machismo, la sumisión de la mujer y la unión familiar como único medio de lograr la felicidad”4. El Santo es presentado como un caballero libre de vicios, quien raya prácticamente en lo célibe y es un abstemio convencido.

_DSC4455

Sin embargo, es posible diferenciar claramente una segunda etapa del cine plateado, donde a complacencia del público las aventuras de nuestro protagonista se trasladan hacia escenarios más exóticos y personajes marcadamente fantásticos. En esta fase se logran excelsas producciones como Santo contra las mujeres vampiro5 (1962), Atacan las brujas (1964), El Tesoro de Drácula (1968), Santo y Blue Demon contra los monstruos (1969) y la cúspide del cine churro6: Las momias de Guanajuato (1970). Aquí los temas fundamentales giran en torno al suspenso y se logra la integración de monstruos como Frankenstein, Drácula y el Hombre Lobo a la cultura popular mexicana. Otros fenómenos de importancia, otros símbolos del mal son: lámparas que hacen perder la razón, cuerdas de violín infernales, pinturas sangrientas y pelucas que estrangulan7. Es en este momento que Santo comienza a cobrar relevancia internacional, volviéndose famoso en Latinoamérica, Europa y el Lejano y Medio Oriente.

Como todo mito y fenómeno cultural, El Enmascarado de Plata permanece porque se adapta a las necesidades de la época y sufre transformaciones adecuadas al momento histórico: cambia el guardarropa, sustituyendo sus habituales capa y mallas por vestuario de moda (cuellos de tortuga y trajes sobrios), además deja de lado su carácter célibe y reservado para salir a divertirse con hermosas mujeres seductoras. No obstante, nunca pierde su caballerosidad, modernidad y esa interpretación tan mexicana de lo que es la elegancia.

_DSC4513

Comienza así la transición hacia el cine policíaco, a medida que las producciones extranjeras –con el distinguido James Bond como protagonista− imponen los filmes de espías. Es así como nuestro héroe se vuelve, además de exterminador de monstruos, agente de la Interpol y colabora estrechamente con las autoridades mexicanas e internacionales, como en Santo contra la mafia del vicio (1970), Santo contra la magia negra8 (1972) y Misión suicida (1971).

Al final de su prolífica carrera cinematográfica, El Santo retoma un poco de la temática fantástica que tantos éxitos le diera en los sesentas, filmando El puño de la muerte (1981), Santo en la Furia de los karatecas (1981) y por último, volviendo al género policíaco, Santo contra el asesino de la TV (1981), que desgraciadamente no le devolvieron la gloria anterior. Después de 15,000 peleas y 52 películas, Santo siguió jugando con nuestra imaginación realizando giras al interior de la República como escapista y finalmente se nos fue el 5 de febrero de 1984, dejando un gran vacío en la imaginación de los mexicanos.

El Santo vela por nosotros, dentro y fuera
de nuestra ultrajante
irrealidad de todos los días.9

La fórmula de éxito del personaje a través de su paso por los cómics, la televisión y el cine, se debió a que en cualquiera de estos géneros, todas las aspiraciones y miedos de la sociedad mexicana, propios de cada época, fueron reflejados en las aventuras relatadas y encarnados en cada villano y enemigo. Éste fue el caso de las vampiresas, símbolo de la mujer independiente y seductora10; de los monstruos y nuestro temor por lo desconocido, y de los marcianos como el miedo hacia el acelerado progreso de la tecnología en una sociedad que en sus raíces seguía siendo profundamente conservadora.

El fenómeno y la trascendencia de El Enmascarado de Plata pudieron suceder por condiciones que sólo ofrece nuestra cultura, donde el absurdo es completamente posible y lo fantástico es una costumbre de todos los días. Santo ancla en nuestra vida cultural porque no sólo es instrumento de la lucha entre el bien y el mal, sino que va más allá y se humaniza a través de la impartición de justicia que todos quisiéramos hacer. La justicia realizada por El Enmascarado es una justicia popular, es de todos. El Santo es entonces un héroe que responde a la necesidad de fe tan escasa en nuestros tiempos. Lucha contra la transgresión de la autoridad y el equilibrio llevada a cabo por policías, presidentes y jueces de los que todos los mexicanos desconfiamos crónica y casi genéticamente, llenando el vacío que aquellos dejan. Lo hace a través del relato fantástico, de la máscara que lo identifica pero lo oculta en la masa, a través de lo cual, cualquiera de nosotros podemos ser Él. El Santo era un superhéroe, pero estaba vivo, era real y vivía también bajo el nombre y apellido de Rodolfo Guzmán. El Enmascarado jugó con los límites de la realidad y la imaginación al ser aclamado dentro y fuera del ring, teniendo atributos divinos pero, como tantos, mostrándonos en la pantalla que era de carne y hueso: cerraba el candado de su cochera, se recostaba en la cama a descansar, su número telefónico era fácil de conseguir, o se ponía un curita cuando lo picaba una araña. Él sabía de su significado y confundió igualmente su vida con el personaje11. Antes de morir, sacralizó su leyenda heredando a su hijo la máscara para continuar vivo en nuestra memoria.

_DSC4549

Actualmente la forma más usual de encontrar el legado de El Santo es en diversas manifestaciones del arte popular mexicano: figuras de yeso y plástico, graffiti, playeras y demás prendas de vestir, máscaras, películas en DVD y VHS, posters, etcétera; que gozan de gran popularidad entre el público de todas edades, sexo y clase social. Algunos creen que El Santo no es ya más que la adquisición de su imagen. Pero El Santo es mucho más que eso, debemos tomar la memoria completa y recordar que “representa y hace posible lo que somos, lo que imaginamos y lo que queremos ser”12, por eso es inagotable.

_DSC4539


1. Botellita de Jerez, Guacarock del Santo.

2. En la contraportada del número uno de la historieta, El Santo aparece arrodillado ante la imagen de la Virgen.

3. Relación que fue reflejada magistralmente en alguna de sus películas, donde nuestro héroe repele a su gran enemigo, Drácula, no con un crucifijo –como regularmente se haría- sino mostrándole la imagen de la Virgen de Guadalupe que portaba en su trusa.

4. Ricardo Pérez Montfort, 2000.

5. En 1965, Santo contra las mujeres vampiro fue presentada en el Festival de Cine de San Sebastián en España, donde fue aclamada por importantes críticos europeos como auténtico cine surrealista.

6. Churros son producciones cinematográficas de bajísima calidad, sin lógica y de presupuesto bajísimo.

7. Profanadores de tumbas (1966).

8. En esta ocasión Santo es un agente que colabora con la INTERPOL y debe enfrentarse a zombies manipulados mentalmente por Sasha Montenegro (importante vedette mexicana), sacerdotisa de vudú, quien posee un yacimiento de uranio con el que pretende conquistar al mundo.

9. Jorge Ayala Blanco, 1986.

10. Quién no recuerda a Santo perturbado en Atacan las brujas (1964) diciendo: “¡Estoy siendo objeto de una seducción infernal!”

11. Desde sus primeras luchas, Rodolfo Guzmán vivía su personaje y lo conocía perfectamente: en una ocasión en que luchó contra Jack Blomfield, Santo fue desenmascarado por aquél, sin embargo, llevaba otra máscara debajo, artificio que luego sería común en sus películas.

12. Álvaro Fernández Reyes. Santo el Enmascarado de Plata, México: El Colegio de Michoacán y CONACULTA, 2004.

____

Marisol Reyna estudió Antropología y es maestra en Estudios Regionales por el Instituto Mora. Actualmente es consultora en la FAO y escribió este texto con su cómplice maligno porque es muy fan de El Santo.

Verónica Velasquez S.H. es arqueóloga y fanática de El Santo.

____

Un especial agradecimiento al MUJAM por abrirnos sus puertas para fotografiar algunos objetos de su colección.  Si quieren contactarlos, lo pueden hacer a través de Twitter en la cuenta @MuseodelJuguete.

Fuente: http://limulus.mx

Hijo de dos padres: Artes marciales y lucha libre.

Lucha Libre / Photo by Diego Alpizar - Superluchas

Como fan de los deportes de contacto me considero hijo de dos padres. Primero las artes marciales, Bruce Lee, Jean Claude Van Damme, Chuck Norris, Karate kid y el videojuego de Karate champ (si, ese que se jugaba con dos joysticks y era un karateca blanco contra uno rojo). Cuando era niño, quería ser una tortuga ninja.

El segundo es la lucha libre. Si bien en México siempre ha sido un deporte y espectáculo muy popular, considero que mi infancia tuvo el privilegio de ver muchos combates épicos, Konnan vs Perro Aguayo, Perro Aguayo vs Máscara año 2000 y por supuesto, ¿Cómo olvidar a Pierrot Jr. Vs Daniel López “El satánico”?. Cuando era niño, quería ser como el Espectro.

En ese entonces, la mente de su pequeño narrador (hablando precisamente de finales de los años 80 e inicio de los 90) se revolvía y derretía con cada película, cada encuentro y con cada acción de los personajes que admiraba. Ya fuera viendo las luchas en tercera fila de la ahora extinta Arena Revolución, o sentado en casa viendo los ya extintos VHS de “Operación Dragón” y una de las películas que hasta el momento sigue siendo una de mis favoritas: “Contacto sangriento”. Todos esos personajes, se enfrentaban unos a otros, obviamente representados por los muñequitos de plástico comprados en el mercado y por muñecos de G.I. Joe. Formaban parte de un show donde los únicos testigos éramos el cuadrilátero de madera con encordado de estambre y yo. Las Artes Marciales Mixtas aún estaban lejos de hacer su aparición.

Con el paso de los años e influencia de diferentes personas, fui complementando mi gusto con otros deportes como el judo, la lucha olimpica, el box, el muay thai y sin embargo, seguía soñando con ese ring de madera, soñando con ese día en que los luchadores pelearan con los karatecas o los boxeadores. ¿Quién podría ganar?.

Finalmente varios años después, nacieron oficialmente las Artes Marciales Mixtas. Aunque durante mucho tiempo pasaron desapercibidas en el país debido a la falta de difusión y de público en este deporte. UFC nos dio a conocer por primera vez los resultados de mis fantasías, aunque por supuesto yo me enteraría varios años después. Al principio, tal y como ocurría en mis juegos de niño, cada peleador representaba una sola disciplina, box, lucha, karate y el entonces desconocido (para muchos) jiu jitsu brasileño.

Con el paso de los eventos, del tiempo, los campeonatos, de la introducción de nuevas y diferentes adiciones a las reglas del deporte, fue tomando una nueva forma y se convirtió en negocio. Los peleadores ya no solo sabían utilizar una sola técnica, incluían dos o hasta tres estilos de pelea diferentes, lo cual los hacía muy peligrosos dentro de la jaula y sobre todo mas competentes. Se perfilaron como atletas de elite y no solo como bárbaros peleando dentro de una jaula. El deporte evolucionó. Hoy día ya no soy el ferviente admirador que era de la lucha libre, sin embargo disfruto mucho cuando algún luchador intenta hacer la transición a las Artes Marciales Mixtas. Pasar de un deporte a otro demuestra no solo que son grandes atletas, también muestra que el reto ya no era suficiente.

A pesar de que el deporte espectáculo de lucha libre (ya sea nacional o extranjero) involucra muchas técnicas de diferentes disciplinas, siempre hay quienes tratan de ir mas allá. Lamentablemente, muchos omiten el proceso de aprendizaje de disciplinas complementarias como kickboxing, muay thai, jiu jitsu, sambo y box. Esto ocasiona que no siempre los resultados de el cambio de deporte obtenga resultados satisfactorios. Proceso que puede tomar muchos meses y tal vez años. Las Artes Marciales Mixtas son en mi opinión, el límite de lo que el cuerpo humano puede alcanzar.

Hace varios años algunos luchadores mexicanos hicieron apariciones en diferentes ligas de AMM alrededor del mundo, principalmente Japón, donde las AMM tenían ya varios representantes. Super Porky tuvo una pelea en contra de Takumi Yano, la cual perdió por sumisión. Poco importo la diferencia de peso, ya que la técnica de Yano fue muy superior a la del Brazo de Plata. Solar también tiene su historial en las AMM, donde posee una marca de dos ganadas y tres perdidas. Otro luchador que ha llegado a pelear en AMM es Electroshock, quien ostenta una marca de 4 ganadas y 5 perdidas. Sin embargo, hay un luchador que merece una mención honorífica dentro de las AMM y es Alberto del Río. Ha sido el único mexicano en enfrentarse a Mirko “Cro Cop” Filipovic. A pesar de haber perdido contra Mirko, es considerado un gran logro su participación en Pride, enfrentado a una leyenda y tener un record de 9 ganadas y 5 perdidas.

Por el lado de WWE, hay casos de luchadores con buena transición hacia las AMM. El mejor ejemplo de ello ha sido Brock Lesnar, quien en UFC 91 logró obtener el cinturón de los pesos pesados de UFC, venciendo a una leyenda del octágono: Randy Couture. Los fanáticos de las AMM muchas veces somos muy quisquillosos con los atletas. Es difícil aceptar a un deportista que no viene de una disciplina “real”. Al ver a un Brock Lesnar dentro del octágono, su evolución como atleta, como peleador, como guerrero, hizo que mucha gente se convirtiera en creyente. Brock fue durante su corto reinado, implacable. Un peleador con fuerte base en lucha pero con una excelente técnica de striking, un cardio respetable y sobre todo buena tolerancia a los golpes. Siempre recordaremos la batalla que dio con Caín Velásquez en UFC 121, la noche donde perdió el título. Fue una batalla donde no retrocedió y demostró que también tenía corazón. Después de perder el cinturón se enfrentó a Alistair Overeem en UFC 141. El holandés se llevó la victoria por TKO. Esa fue la ultima vez que Brock Lesnar pisó el octágono del UFC. Fue su retiro de las AMM debido a problemas de salud. Después de dejar atrás las AMM, hizo un regreso triunfal al ring de WWE.

Ahora los reflectores de las AMM se encienden sobre una figura de la lucha que regresa a la jaula. Ex luchador de WWE, de TNA, AAA, ex peleador de la desaparecida Strikeforce y de Titan FC. Bobby Lashley hace su presentación en Bellator el 5 de Septiembre. El miembro del American Top Team enfrentará en su debut en Bellator a Josh Burns (8-7). Lashley viene con una racha ganadora de tres al hilo en diferentes promotoras. Bobby es alguien en quien poner el ojo en los pesos pesados. Su técnica de lucha es muy sólida, posee gran poder de noqueo y muy buenas habilidades para sumisión. Con un record de diez ganadas y dos perdidas, representa un peligro para la división. A sus 38 años, si el desempeño es el idóneo, aún podría aspirar a ser campeón de su división. No dudemos que Bobby nos dará una muy buena función y pondrá sobre aviso a quien le pongan enfrente.

Otra super estrella de WWE que ha hecho su debut en las AMM fue Dave Bautista. El ex campeón de World Wrestling Entertainment hizo una modesta presentación con una liga pequeña de Estados Unidos contra un veterano de la jaula: Vince Lucero (22-25). Vince fue el encargado de dar la bienvenida a Batista pero no pudo contra el. Batista debutó con una victoria pasando por encima de Lucero vía TKO. A pesar de la mala pelea, el pésimo cardio y una técnica de striking muy floja, logró imponerse a su rival. El nivel de lucha de Batista fue algo que le ayudó a salir adelante. Sin embargo, esto demuestra que no todos están hechos para este deporte. Si hubiera tenido un rival mas competente o en mejor estado físico, el resultado hubiera sido muy diferente.

No cabe duda que la lucha se hace, y no solo por los que hacen la lucha, sino también por los que hacen AMM, los Gracie, los Muhammad Ali, los Van Damme, Los Emelianenko, los Couture los Brazos, los Espectros, los Mike Tyson, los Bruce Lee, los Bas Rutten, los Chuck Norris y los Pierroth. Todos aquellos que al mezclarse, hacen un ser nuevo e innombrable. Soy hijo de dos padres y cuando se mezclaron, crearon uno nuevo. Uno que ha llegado para quedarse.

Fuentes:

Con información de sherdog.com/http://superluchas.net

La Historia de la Lucha Libre en México

 

DON SALVADOR LUTTEROTH GONZALEZ… Y LA HISTORIA DE LA LUCHA LIBRE

https://i1.wp.com/spf.fotolog.com/photo/47/52/44/lucha_mexicana/1161667521_f.jpg

La lucha libre, deporte espectáculo alcanzó su máximo índice de popularidad junto con la televisión. De los orígenes del televisor en nuestro país datan las primeras transmisiones nocturnas de esta práctica del ring.

También el cine sirvió de medio a la Lucha. Las películas de El Santo y de Blue Demon forman parte de la memoria colectiva. En Lucha Libre, México ha ocupado siempre el primer lugar en el mundo, seguido de Japón, en segundo lugar y de Estados Unidos, en tercero…

En los últimos cien años, el mundo ha sido testigo de muchos sucesos políticos, económicos, sociales y deportivos. Y precisamente hablaremos del acontecido del 21 de septiembre de 1933 cuando en México se fundó la empresa más importante de lucha libre en el mundo, la Empresa Mexicana de Lucha Libre.

Los orígenes de la Lucha Libre en México se remontan a épocas poco sospechadas. Se dice que este deporte fue introducido a nuestro país durante la intervención francesa, en el año de 1863.

En 1910 llegó a México, la compañía del campeón italiano Giovanni Relesevitch al Teatro Principal; ese mismo año llegó al Teatro Colón la del famoso Antonio Fournier trayendo entre sus estrellas al famoso Conde Koma y a Nabutaka. El choque de ambas empresas constituyó un espléndido negocio.

En 1921 arribó a México, Constand le Marin dentro de su compañía presentó al León Navarro que había sido campeón medio de Europa en épocas pasadas. Vino también el rumano Sond y otros. Y dos años después volvió a México trayendo al japonés Kawamula quien junto con el Hércules Sampson, actuó en el Frontón Nacional.

En 1930 vino George Gadfrey, el famoso negro que había sido boxeador, acompañado del Sargento Russell.

De este modo nos hemos referido, aunque someramente, a la que puede ser considerada como la “Edad de Piedra” de la Lucha Libre en México.

La increíble historia inició el 21 de marzo de 1897 en Colotlán, Jalisco; con el nacimiento del padre de la lucha libre en México y fundador de la Empresa Mexicana de Lucha Libre: SALVADOR LUTTEROTH GONZALEZ.

Recién llegado a la capital, ingresó a la escuela Fray Bartolomé de las Casas en 1907, situada en la calle San Lorenzo (hoy Belisario Domínguez). Después pasó a la escuela de agricultura, pero la muerte de su padre acaecida el 16 de septiembre de 1910 al cumplirse el primer centenario del grito de Dolores lo obligó a buscar trabajo, contaba con apenas trece años de vida.

Su primer sueldo lo obtuvo en un taller de rotograbado en el que trabajaba durante sus vacaciones de la escuela. A los 17 años de edad, Don SALVADOR LUTTEROTH se presentó ante el General de División Lorenzo Muñoz Merino, Jefe de la Escolta del General Alvaro Obregón; para ingresar en la Revolución, tomando parte en varios combates que el General Obregón contra las fuerzas de Pancho Villa, entre otros. Estuvo presente en la Hacienda de Santa Ana del Conde, Guanajuato, en el histórico episodio en el que el General Obregón perdió un brazo. Después del primer combate de Celaya, fue ascendido de Subteniente a Teniente y tres o cuatro meses después,Ê tras la batalla de Trinidad, recibió el grado de Capitán Segundo.

Volvió al ejército hasta el año de 1923 y fue ascendido a Capitán Primero. El 8 de abril de 1924 contrajo matrimonio con la Srita. Armida Camou, una vez casado, Don Salvador pidió licencia ilimitada en el ejército y desde el año de 1924 a 1931, trabajó como inspector de Hacienda. En 1931, vino un cese general de inspectores de Hacienda por lo que tuvo que buscar nuevos horizontes para sus actividades y así decide establecer una fábrica de muebles – La UFA -.

En 1929, siendo inspector de hacienda, presenció un encuentro de lucha libre en el Liberty Hall del Paso, Texas. La imagen de uno de los gladiadores se le había grabado, y era un griego de nombre GUS PAPAS.

La inquietud por introducirse al mundo de la lucha libre fue creciendo día con día y aliándose con don Francisco Ahumada integrarían la Empresa para implantar la lucha libre en México. Para ello, hacía falta contar con un local, por lo que el SR. LUTTEROTH fue a ver a los Sres. Lavergne y a Fitten, empresarios de boxeo en la Arena Nacional (hoy Palacio Chino) sin encontrar una buena respuesta.

En ese tiempo existía la Arena Modelo que estaba prácticamente desmantelada, y el SR. LUTTEROTH se encaminó con el Sr. Víctor Manuel Castillo – propietario – y logró que le rentaran este local.

Había que rehacer la arena, ponerle tablones, techarla, y hacer los arreglos necesarios para realizar la función, en la que intervinieron luchadores como: CHINO ACHIU, el norteamericano BOBBY SAMPSON, el irlandés CYCLONE MACKEY y el mexicano YAQUI JOE quienes formaron parte del cartel del 21 de septiembre de 1933.

Apenas llevaba dos funciones, cuando se le presentaron los promotores Laverangne-Fitten, Para advertirle que si no llevaba la lucha libre a la Arena Nacional le quitarían a los luchadores. Don SALVADOR optó por llevarla los jueves a la Arena Nacional; pero sin abandonar la México en la que daba funciones los domingos.

Posteriormente, LUTTEROTH obtuvo un premio de la Lotería Nacional. El sorteo fue hecho el 21 de septiembre de 1934, justamente cuando se celebraba el primer aniversario de la implantación de la Empresa de Lucha. Durante la tarde, Don SALVADOR compró el billete nmero 4242 y al hacerse el sorteo por la noche, su cachito salió premiado con 40 mil pesos.

Mas tarde, emprendió la magna tarea de construir el Coliseo, el cual se llevó varios años hasta ser inaugurado el 2 de abril de 1943. Grandes encuentros acontecieron en ese local como la lucha de máscaras entre BLACK SHADOW y el ídolo del momento SANTO, muchos aficionados se quedaron fuera del local, por lo que Don SALVADOR se dió a la tarea de emprender un nuevo reto.

El 7 de octubre de 1954 se despidió la antigua ARENA MEXICO. Iniciándose casi inmediatamente las construcciones para dar vida a un local mas grande, el cual estaría asentado sobre una superficie de 12, 500 mts. y cuya capacidad sería de 17, 678 personas.

Bajo la inspección del Departamento del Distrito Federal, el 27 de abril de 1956 se declaró inaugurada la NUEVA ARENA MEXICO por el profesor: Antonio Estopier, Presidente de la Confederación Deportiva Mexicana y Director Nacional de Educación Física.

Los Diarios de aquella época, hacían referencia al suceso trascendental para el Deporte en México… entre ellos, el ESTO 27 de abril de 1956: “Hoy abre sus puertas la Nueva Arena México… Por hoy se abrirán las puertas de la majestuosa ARENA MEXICO que será un motivo de orgullo para el México Deportivo… será uno de los mejores locales para espectáculos bajo techo haya en el mundo entero. Con capacidad cercana a los veinte mil espectadores, la NUEVA ARENA MEXICO fue construida aprovechando los últimos adelantos técnicos en la materia y puede asegurarse que todas las localidades estarán aglomeradas”.

En esa función intervinieron entre otros: SANTO, MEDICO ASESINO, ROLANDO VERA, BLUE DEMON, GLADIADOR, BOBBY BONALES, GORILITA FLORES, etc.

Dando así, inicio a la época moderna de la lucha libre. Entre los años 40’s y 50’s se construyeron simultáneamente otras grandes arenas. Tal fue el caso de la Arena Coliseo de Guadalajara, dicha arena adquiere gran importancia pues desde éste recinto han saltado a la fama grandes gladiadores como es el caso de AlfonsoDantés, Angel Blanco, El Loco Zandokan, Puma Vázquez, el Negro Vázquez, La Pantera Etíope, Torbellino Negro. Instituyéndose así, la primer escuela de lucha libre dirigida por el Diablo Velazco.

El pasado 20 de junio la Arena Coliseo de Guadalajara cumplió 40 años con una magna función en la que se registró un lleno total; además de que el 18 de ese mismo mes se inauguró el “Salón del Recuerdo Salvador Lutteroth”. En este recinto se ofrecieron grandes encuentros como el de Alfonso Dantés se llevó el cetro nacional semicompleto venciendo a Ray Mendoza, Alberto Muñoz “El Muñeco Tapatío”, que fue campeón mundial de peso welter, Pedro “Perro” Aguayo, ex campeón mundial de peso medio. El Solitario, ex campeón mundial de peso semicompleto y medio. El Angel Blanco, ex campeón mundial de peso semicompleto. Enrique Vera, ex campeón nacional de peso completo. Pato Soria, Rolando Acosta, Fantasma Negro, Sergio Borrayo, Pantera Negra, Pantera Blanca, As de Oros, Renato Torres, Septiembre Negro, Luis Mariscal, Indio Jerónimo, Los Comandos, Iván el Bronco, Los Gemelos Diablo, El Monarca, Ray Plata.

Idolos actuales como: Mil Máscaras, Atlantis, Satánico, Emilio Charles, Ringo Mendoza, Cien Caras, Máscara Año 2000, Universo 2000, Oro, Plata, Shocker; quienes salieron de la escuela del maestro Cuauhtémoc “Diablo” Velazco, convirtiendo a la Perla Tapatía en el semillero de luchadores.

La Lucha Libre llego a Mexico… a quedarse para Siempre.