MU-KEN CLOSE COMBAT EUROPA

TEMER LA LLEGADA DEL “DRAGÓN”

https://i0.wp.com/i1.ytimg.com/vi/9J_Ao2L_f3Y/hqdefault.jpg

Había un hombre en China al que le gustaban mucho las imágenes representando a dragones. Todos sus muebles y vestidos estaban decorados con este emblema. El dios de los dragones se dio cuenta de este amor profundo, así que un día, un verdadero dragón se presentó en su ventana. Se dice que el hombre se murió del susto.

(Hagakure. El libro del samurai).

Somos muchos los amantes de las artes marciales que dedicamos años al estudio y perfeccionamiento de las artes marciales. Convirtiéndolas  en nuestra razón de ser, nuestra pasión y nuestra vida. Años de veneración, estudio, entrenamiento, sacrificio y entrega.

Añoramos épocas donde el honor, el valor, la lealtad y el respeto eran la mayor riqueza que podía atesorar un hombre. Y cuyo mayor honor era morir en manos de su enemigo en el campo de batalla. Hombres que al igual que nosotros dedicaban su vida a las artes marciales, al arte de la guerra.

Pero ¿tememos hoy en día la llegada del Dragón?, ¿acaso somos como el hombre de la fábula?, ¿seríamos capaces de matar?, ¿seríamos capaces de morir con honor?.

Me pregunto: ¿estamos realmente preparados para enfrentarnos para aquello que llevamos tantos años preparándonos? O seremos como el hombre de la fábula que cuando se le concede aquello que anhela se derrumba.

Al entrenar o estudiar un arte marcial no solo aprendemos técnica, filosofía o cultura.

No olvidemos que las artes marciales fueron creadas con un fin, la guerra, vencer a tu enemigo, defender  tu vida y la de los tuyos. Al dedicar nuestra vida a las artes marciales lo hacemos también a la guerra. Y si dedicamos nuestra vida a la guerra no debemos temerla y si lo hacemos ¿de que han servido tantos años de dedicación?, acaso  ¿hemos convertido las artes marciales en un hobby o deporte?.

Hoy en día esta claro que esta visión marcial se está perdiendo dejando sitio a una visión más moderada o ligera de las artes marciales. Siendo practicadas como deporte, hobby, de una forma didáctica o cultural. Perdiendo así su esencia (desde mi punto de vista). En este caso, probablemente la llegada del Dragón creará el mismo efecto que en la fábula.

Muchos  defendemos la dedicación a las artes marciales como una forma de realización personal, cuyo enemigo es uno mismo y su guerra es la de vencerse a si mismo día a día. Dando prioridad al conocimiento interior y espiritual, pero estrechamente ligada y unida a la visión más marcial de las mismas.

Muchas veces me pregunto como reaccionaría un samurai que viajara en el tiempo y viera hoy en día las artes marciales tal y como las entrenamos y conocemos. ¿Seríamos una deshonra para él?, ¿sentiría que menospreciamos todos los ideales por los cuales vivió y murió?.

Tenemos una deuda moral con todos aquellos que dieron o dedicaron  su vida a las artes marciales y con los ideales y valores que ellas representan.

Más tarde o más temprano, todos recibiremos la visita del Dragón. Y tendremos la posibilidad de dar sentido a tantos años de dedicación y preparación. Yo mientras tanto estaré expectante a que el Dragón se pose en mi ventana, para que observe que no he dedicado mi vida en vano.

Javier Ruiz.
MU-KEN close combat Europa
International Bujutsu Federation/http://jlgarcia.galeon.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s