“Defensa Personal”

https://i0.wp.com/www.aranguren.tv/wordpress/wp-content/uploads/2012/11/22123167_1.jpg

La defensa personal consiste en una preparación física y mental , necesaria para dar respuesta adecuada en el momento indicado.

Por muy buenos peleadores que seamos, no somos invencibles, siempre existe el riesgo de equivocarnos; es por ello que siempre debemos de contemplar no solo las medidas reactivas, si no también proactivas. Propiamente la defensa personal consiste en una serie de llaves y contra llaves a la muñeca, codo, piernas y pies; con estrangulamientos, proyecciones, lanzamientos, etc.

El objetivo es darle al ser humano la posibilidad de defenderse fácilmente contra los asaltantes mas fuertes que el, aunque estén armados con un palo, bastón, arma punzo cortante o arma de fuego. Por lo general el asaltante no aprovecha la caída propia ya que desconoce las ventajas de las artes marciales y para el que las conoce tiene mucha ventaja en ocupar las técnicas que este le da.

Por lo general al contrincante le preocupa mas salir lastimado en una caída por lo cual no logra su objetivo principal que es tomarlo inofensivo y dejarlo fuera de combate, hay que recordar que cuando una persona es atacada, no deberá perder de vista jamás las armas del asaltante siguiendo los movimientos de sus brazos y piernas, sin embargo no se debe olvidar que la consistencia en realizar los mismos movimientos de defensa personal, han de ir acompañados por el movimiento del cuerpo con el fin de esquivar el ataque y al  mismo tiempo defenderse (utilizar la fuerza del contrincante para tu beneficio), conservar un equilibrio perfecto y contra atacar con un método de máximo desencogimiento, velocidad, eficacia y precisión.

Las posturas defensivas no constituyen una guardia bien definida, como la del boxeo, mas bien es sostenerse a si mismo, con una serie de actitudes que se enlazan unas a otras con una naturalidad y lógica capacidad al que se defiende con un máximo de facilidades para girar, retirarse, avanzar a fin de detener un ataque, bloquearlo y después contestar al mismo o anticiparlo e impedirlo.

El experto debe conocer la forma de atacar ciertos puntos vitales y vulnerables del cuerpo humano del contrincante, lo cual implica el conocimiento de los sitios o los puntos donde hay que golpear y el modo de hacerlo, lo que constituye un buen entrenamiento que permitirá al estudiante hacer un buen uso de las armas naturales.

Muy importante es la practica constante de cada movimiento, la cual ayuda a evitar pensar como atacar en el momento, ya que cuando llega todo es acción y reacción.

“Perspectiva Legal de la Defensa Personal”

Defensa legitima: Según el Articulo VI del código penal del Estado de México, se considera delito a la conducta típica, antijurídica, culpable y punible. De conformidad con el artículo XV, Fracción III, inciso B; son causas que excluyen el delito y la responsabilidad penal: Cuando se repele una agresión real, actual o inminente y sin derecho en protección de bienes jurídicos propios o ajenos; siempre que exista necesidad de defensa y racionalidad de los medios empleados y no medie provocación dolosa, suficiente o inmediata por parte del agredido o de la persona a quien se defiende.

 Se presumirá como defensa personal legitima, salvo prueba de lo contrario, el hecho de causar daño a quien por cualquier medio trate de penetrar o haya penetrado sin derecho, al hogar del agente, al de su familia, o de sus dependencias, o a las de cualquier persona que tenga la obligación de defender el sitio donde se encuentren, bienes propios o ajenos, respecto de lo que exista la misma obligación o lo encuentren en alguno de aquellos lugares en circunstancias tales que revelen la probabilidad de una agresión.

“Casos de exceso en legitima defensa”

Conforme a los establecido en articulo 86 del código penal del Estado de México, existe exceso de legitima defensa cuando: A quien se excediere en los limites señalados para la defensa o la necesidad por que el daño que iba a sufrir era fácilmente reparable por medios legales o era de menor magnitud que el que causo o bien por no haber tenido necesidad racional del medio empleado se le importara prisión de 6 meses a 7 años y de 30 a 90 días de multa, sin que en ningún caso la pena exceda de las dos terceras partes de la que correspondería al delito simple.

Fuente: jlgarcia.galeon.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s