Kalari: el arte marcial más antiguo

A menudo hemos escuchado hablar de artes marciales provenientes de Japón y China. Son las más conocidas y las más practicadas en todo el mundo.

Sin embargo, existen muchísimas otras técnicas no conocidas: El Kalari es una de ellas.

Las artes marciales comenzaron siendo formas de defensa personal, aunque actualmente se utilizan como actividad física y mental, para beneficio de nuestra salud.

Las ventajas que trae a nuestro organismo son muchas. Entre ellas, podemos mencionar el desarrollo mental, la formación corporal, el desarrollo de la concentración y la mantención de nuestra salud.

Por otra parte, este tipo de arte marcial provoca un fortalecimiento en todos los músculos del cuerpo, gracias al estiramiento completo que la técnica requiere. Además, los distintos movimientos contribuyen a que ganemos energía, perdamos peso, mantengamos el peso ideal y generemos musculatura.

El Kalari y las artes marciales en general, implican técnicas complejas en las que importa, tanto el exterior como el interior de nuestro cuerpo. Practicarlas, nos ayuda a promover valores y estados mentales muy interesantes.

El Kalari se originó en el sur de la India y aspiraba a generar un dominio de la mente sobre el cuerpo.

Se basa en ejercicios de respiración, encadenados con posturas de yoga, movimientos de piernas, estiramientos, elasticidad, posturas de animales, suavidad, saltos, patadas y fuerza.

Durante una hora y media, estos movimientos se entrelazan provocando relajación y flexibilidad en todo el cuerpo.

La actividad comienza con calma, para luego seguir con un aumento energético. Así, se puede decir, que se genera una mezcla entre fuerzas, entre la energía interna y los impulsos vitales.

Esta práctica puede ser llevada a cabo por personas con sobrepeso, primeramente de una forma más leve y usando sólo el cuerpo. En etapas más avanzadas la complejidad de las rutinas va aumentando y se pueden utilizar espadas y palos.

Las técnicas completas son practicadas con el desarrollo de ejercicios aeróbicos, incorporando la flexibilidad y la respiración.

La intensidad y el ritmo de esta arte marcial es controlada por cada persona, dependiendo el estado general del cuerpo, la fuerza física y la capacidad de oxigenación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s