La Guardia Suiza, historia y entrenamiento marcial.

Una de las múltiples imágenes que remiten nuestra mente al Vaticano es la del guardia suizo en uniforme de gala. Tambien es una de las fotografías infaltables en todo peregrino que viaja a la ciudad de Roma.

Juramento de los nuevos integrantes de la Guardia Suiza, el ejército del Papa

Los guardias suizos son admirados por todos, se sabe que son la guardia personal del Santo Padre y que juran protegerlo con su propia vida, pero pocos conocen su fascinante historia.

El historiador Tácito define a los suizos como un pueblo de guerreros, célebre por el valor de sus soldados. Esta fama se la ganaron a pulso y en consecuencia de las varias alianzas que los cantones suizos habían establecido en toda Europa (en nuestros días, la Confederación Helvética esta integrada por 26 cantones).

Los soldados suizos, por su fidelidad, su fuerza de ánimo y sus nobles sentimientos, se consideraban invencibles; y como en aquellos tiempos era normal ser mercenario, cosa en la que se especializaron los suizos, el papa Julio II encontró razones suficientes para hacerlos llegar a Roma en 1506.

Dos miembros de la Guardia Suiza en la Plaza de San Pedro

La fecha del 22 de enero de aquel año se considera que marca el nacimiento oficial de la Guardia Suiza Pontificia, porque ese día, al atardecer, un grupo de 150 suizos, al mando del capitán Kaspar von Silenen, del Cantón de Uri, a través de la Porta del Popolo entró por primera vez en el Vaticano, donde fueron bendecidos por Julio II.

El prelado Juan Burchard de Estrasburgo, ceremoniero pontificio y autor de una famosa crónica de sus tiempos, anotó el evento en su diario. Como antecedente, el papa Sixto IV había concluído, en 1479, una alianza con los cantones suizos, por medio de un tratado que preveía la posibilidad de reclutar mercenarios.

El 6 de mayo de 1527, durante el tristemente célebre Saqueo de Roma, los guardias suizos pontificios lograron salvar la vida del papa Clemente VII. La guardia, al mando de su comandante Kaspar Röist, resistió el embate de los españoles. Eran 189 guardias, de los que murieron 147 y sobrevivieron 42, quienes al mando de Hercules Göldli, acompañaron al Romano Pontífice a través del Passeto di Borgo, el famoso pasadizo secreto que corre del Palacio Apostólico del Vaticano a la fortaleza Castel Saint Angelo, donde le resguardaron velando por su vida hasta que terminó la invasión y el peligro.

La Guardia Suiza, es probablemente, el ejército más pequeño del mundo

Actualmente, la actividad de la Guardia Suiza Pontificia consiste en resguardar los ingresos del Palacio Apostólico en el Patio de San Damaso, en el Patio del Belvedere, en los pisos de las varias Logias, en la sala Regia, al frente de la Secretaría de Estado y en el apartamento apostólico, donde habita el Santo Padre. Tambien las entradas externas en el Portón Petriano, del ex Santo Oficio, en el Arco de las Campanas, en el Portón de Bronce y en la Puerta de Santa Ana.

Además presta servicio de honor, de control y de orden, siempre que el Papa está presente en las celebraciones litúrgicas en San Pedro, durante las Audiencias Generales, en las visitas de Jefes de Estado, Jefes de Gobierno, Ministros de Asuntos Exteriores y Embajadores.

La Guardia Suiza tiene la misión de proteger la integridad del Papa y del Vaticano

La Guardia Suiza requiere de constantes inspecciones, instrucciones, marchas, ejercicios de tiro y de defensa personal y cuenta con banda de música, tambores y coro.

El día 6 de mayo de cada año, en memoria de los 147 guardias suizos caídos durante el Saqueo de Roma, tiene lugar el juramento de los nuevos reclutas en el Patio de san Dámaso del Vaticano. La Guardia viste uniforme de gran gala, desde su comandante hasta el último alabardero. El capellan lee el siguiente texto del juramento:

Juro servir fielmente, lealmente y honorablemente al Sumo Pontífice Benedicto XVI y a sus legítimos sucesores, así también dedicarme a ellos con todas las fuerzas, sacrificando, donde sea necesario, también la vida para su defensa. Asumo igualmente estos compromisos con respecto al Sagrado Colegio de los Cardenales en toda la duración de la Sede vacante. Prometo además al Capitán Comandante y a mis demás Superiores, respeto, fidelidad y obediencia. Lo juro. Que Dios y nuestros Santos Patronos me asistan.

La Guardia Suiza recibe adiestramiento en uso de armas y artes marciales

Los nuevos reclutas, llamados por nombre, se adelantan y cada uno, con la mano izquierda sobre la bandera de la Guardia y la derecha levantada con tres dedos abiertos, como símbolo de la Trinidad, confirma y jura:

Yo (menciona su nombre), juro observar fielmente, lealmente y honorablemente todo lo que en este momento se me leyó. Que Dios y sus santos me asistan.

Desde el 20 de agosto de 2008, el Comandante General de la Guardia Suiza Pontificia es Daniel Rudolph Anrig, de 36 años de edad al día de su nombramiento por Benedicto XVI.

Fuente: Articulo 7

El entrenamiento de esta guardia es  en espada y alabarda, es solo como parte del entrenamiento tradicional, ya que aunque no deja de ser útil en alguna situación, ese tipo de armas ha perdido importancia dentro de las funciones de la guardia vaticana.  Hay un fuerte entrenamiento en armas de fuego y control de multitudes. La calidad del entrenamiento y selección de sus miembros los ha convertido en el cuerpo de combate mas letal del mundo. En cuanto a entrenamiento en Artes marciales con nombre propio:

– Karate.

– Judo.

Los guardias suizos deben ser de esa nacionalidad, profesar la religión católica, tener experiencia militar, 1,74 metro de altura como mínimo y entre diecinueve y treinta años de edad. A esos requisitos hay que sumarles una reputación intachable y excelente salud.

El alistamiento mínimo dura dos años, pero los soldados del Papa vuelven a Suiza una vez por año para cumplir con el servicio obligatorio de dos semanas en las fuerzas armadas de ese país.
Se les permite el matrimonio a los tres años de reclutamiento únicamente si el guardia ha obtenido por lo menos el rango de cabo.

En algunas familias ser miembro dé la Guardia es una tradición que se transmite de padre a hijo. Los Pffyffer von Altishofen por ejemplo, han contribuido con once comandantes en los últimos tres siglos.

Usualmente el grado de comandante sólo se otorga a alguien de sangre noble. Sin embargo, el coronel Estermann era un plebeyo. Para algunos, el honor de ese puesto ha perdido lustre y por eso no se lograba encontrar a ningún aristócrata interesado en ocuparlo.

Guardias Suizos entrenándose en tiro y vistiendo el “culotte á la francaise” el cual lo vemos menos que el uniforme de gran gala.

Hay que matizar, que la verdadera policía del Vaticano es el Corpo della Gendarmeria dello Stato della Città del Vaticano (Cuerpo de la Gendarmería de la Ciudad del Vaticano), formada por 130 hombres, desde el 7 de octubre del 2008 forma parte de la Interpol, sus hombres se dedican a la investigación, orden público, seguridad ciudadana y a la custodia de fronteras.Como es obvio en caso de ataque terrorista, grandes disturbios (bastante improbable) o delincuencia especializada no tardarían en contar con el apoyo del “grande fratello” italiano.

Debajo de su llamativo uniforme con bandas azules y amarillas, el centenar de guardias suizos que protege al Papa, esconde una pistola semiautomática Sig-Sauer de doble acción y un adiestramiento muy severo en artes marciales.

 

4 pensamientos en “La Guardia Suiza, historia y entrenamiento marcial.”

  1. Bueno… Yo nada más aclararía un par de puntos… Primero… en éste artículo se menciona que son el cuerpo de combate más letal del mundo, lo cual no es cierto… es innegable que son un muy buen ejército, pero están lejos de ser el más letal del mundo, pues el mejor, más letal, más completo y poderoso en todos los aspectos, es el de los Estados Unidos de Norteamérica, que es donde está la escuela militar más afamada del mundo, la West Point. De hecho ni siquiera son el mejor ejército de Europa, pues si consideramos que Suiza fué uno de los tres países sede del imperio germánico cuyo punto de mayor importancia política, militar y comercial fué Basilea, enclavada entre Suiza, Alemania y Francia… pues tanto Alemania como Francia tienen mejor ejército que Suiza, también inglaterra tiene un mejor ejército que Suiza.

    El segundo punto es de que la razón de que sea el ejército suizo el que se encarga de la seguridad del Vaticano, es la tradición, pues Suiza es un país muy especial en varios aspectos, ya que mantuvo política de neutralidad en las guerras mundiales, los celtas de la región alpina fueron excelentes maestros de cultura y arte que colaboraron en la difusión del cristianismo por Europa, y eso los hace merecer el honor de custodiar el Vaticano, pero insisto, la razón principal es la tradición.

    Incluso un egresado de la escuela West Point puede ir ante el ejército suizo y se le cuadran.

  2. No serán los mejores, pero mis hermanos su preparación y profesionalismo son impecables, dignos de admirar, reconocer y exaltar. Y la preparación para cualquier interesado en ostentar esos títulazos que ustedes se gastan no está nada fácil, es difícil e inigualable. ¡Bravo por ustedes, vayan mis respetos y felicitaciones, los admiro en damasía! Ustedes sí que como soldados valientes les queda pintados.

  3. Por supuesto que no son los mejores… les falta mucho para ello, posiblemente logren ocupar un lugar dentro de los diez mejores ejércitos del mundo… quizá el noveno o el décimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s