Hwa rang do

El hwa rang do, es el arte precursor de algunos de los sistemas y artes marciales coreanas, de poca difusion en occidente como el Subak, el Taekkyon, el Sipalki, y otros originados después de la mas reciente invasion japonesa de Corea (1910 – 1935), junto con la influencia milenaria de los sistemas chinos o kung fu / wu shu. y en el Taekwondo, en su filosofía.

Imagen

En el siglo VI el mayor de los tres, Koguryo, intentó tomar mediante las armas secuales los otros dos reinos. El reino de Silla, el más pequeño, fue defendido por un grupo de jóvenes caballeros aristócratas que junto a la clase guerrera se entrenaban en las artes marciales y en la lucha cuerpo a cuerpo para la protección de su reino.

Estos jóvenes guerreros, generales y líderes del reino en los años posteriores fueron conocidos colectivamente como Hwa Rang. Técnicamente, “hwa rang do” significa “El camino del florecimiento de las virtudes del hombre” y por ello se conocía a estos guerreros como “Hombres o caballeros florecientes”.

Junto a los guerreros Sulsa (las tropas de élite de los Hwa Rang) los Hwa Rang de Silla triunfaron sobre los ejércitos de Koguryo y esto tuvo como consecuencia la unificación de los tres reinos, lo que se conoce hoy en día como Corea. El feroz espíritu combativo de los guerreros Hwa Rang se hizo legendario, sirviendo a la historia como documental literario de miles de hechos heroicos de los inimitables Hwa Rang, incluyendo a los generales Yu Shin Kim, Kwang Chan, Sa Da Hawque eran conocidos como caballeros de suma inteligencia además de ser los líderes de la casta guerrera más temida en toda Asia.

Imagen

El seguimiento de su estricto código marcial junto a su superlativa técnica de combate hicieron de los Hwa Rang la mayor fuerza federal tras la unificación de la península de Corea, en un solo reino.

Una de las múltiples teorías sobre la explicación del origen de las artes marciales sostiene que aproximadamente en el año 200 antes de Cristo, los monjes coreanos desarrollaron un sistema de lucha para protegerse de los asaltantes y ladrones, algunos historiadores sostienen que mucho después un monje llamado Daruma Daesa viajó desde la India a China cruzando el Himalaya para hacerse cargo del budismo y de sus enseñanzas a los miembros de la dinastía Liang. Se cree que cuando Daruma llegó a China se dirigió a un monasterio llamado Shaoling Sun para enseñar budismo a los monjes. Estos monjes demostraron gran cansancio físico debido a la severa disciplina y entrenamiento que se les imponía, por lo que el monje Daruma decidió introducirles en el conocimiento de una disciplina física y mental basada en el I Chin Sutra. El fundamento teórico consiste en liberar a todos los estudiantes de todo control consciente para así lograr la iluminación, mediante este método de entrenamiento los monjes se convirtieron en los mejores luchadores de China y llamaron a su forma de pelear Kwon Bop. Se supone que este método fue llevado después a Japón y a Corea por los monjes para convertirse en la base de otros sistemas de combate.

Imagen

Pero volvamos a los gigantes del templo de Silla para decir que estos grabados que representan a los hombres en postura clásica de Hwa Rang Do fueron esculpidos unos 500 años antes de que el monje Daruma viajara a China, lo que indica que las artes marciales autóctonas se habían desarrollado ya en la península de Corea varios siglos antes de que los monjes budistas introdujeran las formas chinas, existiendo varios documentos de la época que así lo atestiguan.

Imagen

El Hwa Rang Do es un autentico y tradicional arte marcial de filosofía oriental que guarda en su metodología todo el ritual del más puro de sus antecesores el Hwa Rang del monje Bopsa. En el Hwa Rang Do se combinan los más vitales elementos de las mas antiguas, eficaces y tradicionales artes marciales coreanas en un solo sistema.

Imagen


El sistema es básicamente un arte defensivo-ofensivo que sirve para atrapar los ataques del agresor o para reconducirlos según nuestra conveniencia, las técnicas y los movimientos son relajados y en sentido circular, lineal o espiral. El Hwa Rang Do se caracteriza por la forma de atrapar los ataques del oponente y la reconducción de los ataques a través de las técnica giratorias consiguiendo así que setos pierdan poco a poco su efectividad: las técnica de control a las articulaciones y los ataques efectivos a las zonas vitales al termino de cada acción.
Las técnica de Hwa Rang Do se dividen en cuatro categorías de poder:

Nae Kong poder interno. El poder interno se basa en la energía universal o fuerza vital interna Ki mediante el uso especializado de ejercicios de respiración y meditación en conjunto, con técnicas físicas especificadas. Dada la naturaleza de estos ejercicios esta fase de estudio demanda grandes dosis de paciencia y perseverancia. En el estudio del Hwa Rang Do uno aprende a desarrollar energías y conocimientos para aplicarlos luego con arreglo a nuestras necesidades y a nuestros deseos pudiendo hacer que en un momento determinado nuestro cuerpo se haga pesado o liviano, insensible al dolor, fuerte como el acero o hacer que se mueva tan rápido que parezca imposible atrapar.
Ejercicios para la proyección y canalización de la energía: Para el desarrollo y canalización de la energía existen formas o ejercicios de respiración: cuatro ejercicios básicos de respiración para el aumento y canalización de la energía y cuatro ejercicios básicos para la proyección de la energía.

Los ejercicios para la canalización y el aumento de la energía se denominan Ki Hap, el primero consiste en inspirar por la nariz desde la posición de pie estirando las manos en alto y se expulsa el aire por la boca bajando el cuerpo y las manos al suelo. El segundo consiste en hacer el mismo movimiento pero justo al contrario tomando el aire con el tronco inclinado y expulsando el aire cuando estamos de pie. En el tercero se tomará el aire abriendo los brazos en cruz y se expulsará al juntar los brazos al frente. El cuarto ejercicio consiste en repetir el tercero pero en sentido contrario, tomando el aire con las manos juntas al frente y expulsarlo cuando los brazos están en cruz. Para la ejecución de estas cuatro formas se utilizará siempre la respiración en dos tiempos, tomando aire por la nariz durante cinco segundos y expulsándolo por la boca durante otros cinco segundos. Los ejercicios para la proyección de la energía se ejecutaran en la posición de pie natural: con los pies separados a la altura de la caderas tomaremos aire en esta posición y la expulsaremos dando un paso largo al frente al tiempo que expulsemos el aire, la primera forma la haremos proyectando la energía a través de las palmas de las manos, la segunda a través del canto de la manos, la tercera a través de la punta de los dedos y por último la cuarta a través de las muñecas; para la ejecución de estas cuatro formas emplearemos siempre la respiración Kiap.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s