El Sumo. Un arte Marcial Ritual.

El sumo o lucha sumo es un tipo de lucha libre donde dos luchadores contrincantes o rikishi se enfrentan en un área circular. Es de origen japonés y mantiene gran parte de la tradición sintoísta antigua.

La dura vida en una heya

A pesar de la gran cantidad de rituales sintoistas previos y posteriores a los combates, las reglas en sí son pocas y no son complejas:

    El primer luchador en tocar el suelo con alguna parte de su cuerpo a excepción de sus pies queda eliminado.

    El primer luchador en hacer contacto con el exterior del círculo de lucha (ya sea con sus pies o cualquier otra parte de su cuerpo) queda eliminado.

    Un luchador que utiliza una técnica ilegal o kinjite, como golpes, estrangulaciones, o luxaciones articulares, y otras; queda eliminado.

    Si un luchador pierde el mawashi (única vestimenta utilizada durante un combate de sumo), queda eliminado.

Técnicas de combate:

Aunque  ante los ojos occidentales,  sólo se ven a dos hombres de gran corpulencia y enormes barrigas casi desnudos empujándose, lo cierto es que hay muchas técnicas de lucha. Tradicionalmente se especificaban cuarenta y ocho maneras de ganar un combate. Hoy en día existen unas setenta reglamentarias, que pueden clasificarse en los siguientes grupos:

    Oshi –te: Empujar con manos y brazos.

    Tsuki-te: Empujones bruscos y sueltos que se dan con el cuerpo.

    Yori-mi: Presionar mediante el apoyo del propio cuerpo.

    Nage-te: Lanzar.

    Kaka-te: Ayudarse incluso de las piernas para alzar o zancadillear.

    Hineri-te: Torcer o hacer girar.

    Sori-te: Hacer doblarse.

    Dashi-te: Sacar fuera.

Antigua imagen del Yokozuna dohyo-iri

Los rings de sumo son conocidos como dohyō. El dohyō está hecho de arcilla con arena esparcida sobre su superficie. Mide entre 34 y 60 cm de altura. El círculo es de aproximadamente 4,55 m de diámetro y está delimitado por una gran soga de arroz llamada tawara, que es enterrada en la arcilla. En el centro se encuentran dibujadas dos líneas, las shikiri-sen, donde los rikishi deben posicionarse antes de comenzar el enfrentamiento.

En la época prehistórica, el Sumo parece haber sido realizado en rituales agrícolas para implorar buenas cosechas.

El Sumo en aquellos primeros tiempos tendía a ser violento, sin presas prohibidas, una verdadera lucha hasta el final. El Nihon Shoki (crónicas de Japón), de 720, tiene grabado que el primer combate entre humildes mortales tuvo lugar en el año 23 A.C. Se dice que el Emperador Suinin (29 A.C.-70 D.C.) hizo una especial petición a Nomi no Sukune, un alfarero de Izumo, para que luchara contra Taima no Kehaya, un matón de la actual Nara. Los dos lucharon durante unos instantes hasta que Sukune finalmente lanzó varios devastadores golpes sobre el estómago y el plexo solar de Kehaya, que quedó mortalmente herido. Desde entonces Sukune ha sido inmortalizado como “El padre del sumo”.

El primer combate históricamente autentificado tuvo lugar en 642, cuando la Emperatriz Kogyoku (r. 642-645) hizo que sus guardias de palacio practicaran sumo para entretener a los enviados de la Corte de Paekche de Corea. Notas posteriores mencionan como el sumo era practicado en las funciones de la Corte imperial, incluyendo las ceremonias de coronación. La costumbre del “tenran-zumo” (Sumo en presencia imperial) se mantiene aún en el presente, aunque de forma diferente.

Durante el reinado del Emperador Shomu (r. 724-749), muchos luchadores (sumotori) fueron reclutados de todas partes del país para practicarlo en el jardín del Palacio Imperial en una festividad llamada “sechie” y que se celebra cada año en el 7º dia del 7º mes lunar (cada Agosto por el calendario actual). A la vez la gente culta se podía reunir también en el Palacio para mostrar sus habilidades escribiendo poesía. Con el establecimiento del “sechie-zumo”, el sumo se expandió desde un ritual agrario hasta una larga escala de ritos para rezar por la paz nacional y la prosperidad de la sociedad japonesa.Al final del siglo VIII, el Emperador Kanmu (r. 781-806) hizo del sechie-zumo un acontecimiento anual en su corte, y la costumbre continuó hasta el periodo Heian (794-1185).

Durante el reinado del Emperador Saga (r. 809-823) la práctica del sumo fue fomentada como un arte marcial; Se establecieron reglas y se refinaron las técnicas. Después del establecimiento del primer shogunato en Kamakura desde 1185 hasta 1392, el sumo vino a ser practicado todo lo mas como un arte marcial por lasAntigua imagen del Yokozuna dohyo-iri clases guerreras. Minamoto no Yoritomo (1148-99), el más famoso shogun de la epoca, fue un entusiasta del sumo.

Oda Nobunaga (1534-82), gran señor feudal, era particularmente aficionado al sumo. En Febrero de 1578, reunió a cerca de 1500 sumotori de todo el pais para un torneo en su castillo. Hasta entonces no había límites definitivos en la arena en donde el Sumo se practicaba; El espacio era delimitado simplemente por la gente que les rodeaba formando un círculo mirando el combate o esperando su propio turno para luchar. Aparentemente a causa de la gran cantidad de luchas que habían de celebrarse en el mismo día en el castillo de Nobunaga Azuchi, se pintaron unos límites circulares en el suelo para acelerar los procedimientos.

Desde el periodo de los estados guerreros hasta el periodo Edo (1603-1867), muchos daimyo empezaron a ofrecer su patrocinio a los más fuertes sumotori. Estos no sólo recibían un generoso estipendio sino que recibían el status de samurai. También llevaban puestos ceremoniosos delantales labrados con el nombre de su señor feudal. Como el patronaje garantizaba una buena vida, muchos prometedores rikishi rivalizaban con otros en el ring para conseguir que un daimyo les echara el ojo. Las clasificaciones ponían el nombre del feudo al cual servían en vez de su lugar de nacimiento, como se hace hoy en día algunas veces tomando nota de la prefectura del registro familiar en vez del lugar de nacimiento. Durante el periodo Edo se inició el sistema de clasificaciones.

Con el fin de este sistema y de la era Tokugawa, los luchadores comenzaron a construir sus propias viviendas con el apoyo de la gente de las ciudades. Se le empezó a llamar “kanjin-zumo”, implicando que estaba siendo realizado para recolectar donaciones para la construcción o reparación de altares, templos, puentes y otras obras públicas. Pero parte del dinero, desde luego, también se usaba para pagar a los rikishi, muchos de los cuales a la vez eran ronin (samurais indómitos). A la hora de la verdad, el dinero recogido se usaba principalmente como salario para los sumotori. El desarrollo de este estilo ha dado lugar a la actual Asociación japonesa de Sumo (constituida en 1925), que ha preservado sus tradiciones hasta los tiempos modernos. Como ejemplos tenemos el tejado suspendido sobre el dohyo (con forma de un antiguo templo divino) y la vestimenta del árbitro, que simboliza al traje de caza de un guerrero japonés del pasado. En 1927, la Asociación de Sumo de Tokyo se unió a la de Osaka para formar la moderna Nihon Sumo Kyokai.

En los últimos tiempos se ha incrementado la internacionalización del Sumo con luchadores de Hawai, Taiwan, Brasil, Argentina, Mongolia y otros paises, lo cual le ha dotado de un mayor interés. De hecho, en 1993 Akebono, un luchador hawaiano (aunque ahora nacionalizado japonés), cuyo verdadero nombre es Chad Rowan, se convirtió en el primer Yokozuna (el grado más alto del Sumo) no japonés de la historia.

Nota: Es solamente en el año 642, bajo el reino de la Emperatriz Kōgyoku, cuando se encuentra un documento históricamente identificado. La Emperatriz quiso, a través de los combates de sumo, distraer a su invitado, un embajador del reino coreano de Baekje. En el siglo VIII el emperador Shomu mando a reclutar sumaibito o sumotoris en todo el Japón para que puedan luchar en los jardines del Palacio Imperial durante las fiestas llamadas sechie. Estas fiestas eran organizadas el séptimo día del séptimo mes lunar, en agosto según nuestro calendario actual. Así el antiguo combate se convierte en una lucha con costumbres o ritos que lo alejan progresivamente de sus orígenes agrarios. Con el Emperador Kanmu el combate se hizo anual y esto perduró hasta el siglo XII. Hubo, sin embargo, un cambio significativo bajo el reino del Emperador Saga, que le dio al sumo un nivel cercano al de un arte marcial, (esto es incluyendo luxaciones articulares, derribos, estrangulaciones, desarmes y golpes) en el siglo XII, y era practicado por la clase guerrera o samurai, junto con las artes marciales del jujutsu (lucha), el kenjutsu (sable), y muchas otras.
También se cree que la arena, se convirtio en reglamentaria a partir del siglo XVI, cuando el principal dirgente militar o shogun, Oda Nobunaga organizó un torneo. En esta época los luchadores vestían taparrabos, en lugar de el rígido mawashi usado actualmente. Durante el periodo Edo, se desarrollaron la mayoría de las reglas, sanciones y aspectos del sumo de hoy en día, donde prevalecen las técnicas de los lanzamientos, y los derribos.
El sumo como deporte, inicialmente fue practicado por los guerreros samurái o guerreros sin amo o ronin, los torneos profesionales comenzaron en el templo del dios de la guerra Hachiman en 1864. Y se han llevado a cabo en el Ryōgoku Kokugikan desde 1909, sin embargo el Kuramae Kokugikan ha sido usado para realizar los torneos desde la posguerra (1945) hasta 1984.

Historia del Sumo

Comparado con la alta calidad de vida que la nación de Japón disfruta ahora, la vida en una Heya es feudal. El día comienza muy temprano, cuando los luchadores de rango inferior se levantan y realizan algunas prácticas antes de comenzar con sus tareas asignadas, las cuales incluyen limpiar el edificio y preparar los alimentos para la La dura vida en una heya comida principal del día. Todo el que vive en una heya debe aprende a hacer las tareas, y algunos consiguen tanta habilidad o gusto por la cocina que después de que sus vidas en el sumo han terminado, abren un ryokan (posada de estilo japonés) o restaurantes donde sirven chanko-nabe, el estofado que sirve de combustible a los rikishi.

Los sekitori de rango más elevado aparecen a una hora más razonable, y comienzan una sesión de práctica que puede durar varias horas. No es extraño que un luchador de otra heya venga de visita y tome parte en el entrenamiento, y no solo en su propio beneficio, ya que una de las obligaciones de los luchadores es la de ayudar a los de grado inferior.

A la hora de sentarse a comer, nuevamente el rango se impone. El oyakata se sentará primero, después los rikishi de más alto rango irán tomando asiento, siendo servidos por los juniors. Aún cuando hay comida para todos, el privilegio de sentarse más pronto y comer pedazos escogidos es un poderoso incentivo para los rikishi para escalar posiciones en el ranking.

Después de la gran comida de la tarde, los rikishi se tumban a dormir la siesta, parte de la razón del por qué engordan tanto; las calorías se transforman en peso porque no pueden ser totalmente consumidas como combustible por los músculos. Cuando se levantan hay otro ensayo menos arduo, quizás importantes técnicas en vez de fuerza bruta, y trabajo básico de pies. Se sirve después una cena, menos elaborada que la comida principal. Sólo entonces los rikishi tienen algo de libertad, así que se van a dar un paseo alrededor de su vecindario, al cine a ver una película o a beber algo a un bar cercano. Cuando llega la hora de acostarse, los rikishi casados se van a casa con sus familias, normalmente un apartamento cerca de la heya; Los solteros viven en habitaciones en la heya, y los de rango más bajo duermen en habitaciones comunales.

Para los que vienen del extranjero hay clases de japonés y de cultura japonesa; El Oyakata y su mujer deben tener cuidado de que los prometedores rikishi extranjeros no se conduzcan fuera del áspero mundo del Sumo por nostalgia o por depresión.

Los luchadores de sumo pertenecen a uno de los 55 establos situados en las cercanías de Tokio. Comen, entrenan y duermen allí, viviendo una vida comunitaria con sus compañeros rikishi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s